El Ministerio de Asuntos Exteriores de Dinamarca publicó un informe explicando el uso de tecnologías y servicios de TI que incluyen Blockchain, gobierno electrónico, big data y crowdsourcing para combatir la corrupción administrativa o cotidiana, así como la corrupción política.

Presentado durante la Conferencia Internacional contra la corrupción, o IACC, el informe hace énfasis en el uso de Blockchain como una tecnología que construiría un sistema de gobierno y de transacciones más transparente, añadiendo además que también dará a los individuos mayores derechos sobre sus propios datos.

De acuerdo con el informe, Blockchain se puede utilizar como una posible herramienta contra la corrupción, ya que tiene la capacidad de almacenar registros de forma inmutable y transparente. Una base de datos pública como Blockchain también ofrece a todas las personas el mismo acceso a los datos almacenados en el libro mayor, lo que permite a las personas reclamar sus derechos sobre ayuda pública, terrenos y dinero sin depender de intermediarios.

El informe añade que Blockchain «reduce o elimina la necesidad de instituciones» como bancos, registros de propiedad, contadores, registro de nacimientos, defunciones y registro de vehículos cuyo principal trabajo es simplemente validar los trámites.

Esta tecnología ayudaría a las entidades a compartir de manera eficiente y segura los recursos con personas que carecen de una identificación formal o cuentas bancarias, dice el informe.

El sector público también puede beneficiarse de la implementación de Blockchain para proteger los registros y certificados de cualquier alteración y utilizar la capacidades inherentes de esta tecnología para rastrear todas las actividades a fin de reducir las posibilidades de corrupción.

El informe aclara, sin embargo, que la capacidad de la tecnología Blockchain para luchar contra la corrupción sólo sería posible si los datos se registran correctamente en el libro mayor:

“Las soluciones de Blockchain son tan buenas como los datos ingresados en ellas. Los datos ingresados en una Blockchain no pueden ser eliminados, por lo que datos erróneos pueden tener enormes consecuencias para un individuo».