La startup hispanobritánica Melio se abre paso para ofrecer un acceso «ágil y sencillo» a analíticas de sangre más completas sobre tu estado de salud.

Contamos los pasos que damos cada día, nuestras pulsaciones, las calorías que ingerimos, nuestras horas de sueño… Cada vez estamos más pendientes de diferentes parámetros relacionados con nuestra salud. Y con esta premisa en mente el español Mario Cantero ha cofundado Melio, una startup de tecnología médica (medtech) que ha desarrollado una solución que agiliza el servicio sanitario y el acceso a determinados marcadores médicos. “Las personas cada vez van a querer tener más información sobre su salud”.

“Esta información que buscamos debe tener valor médico y ser fácil de controlar a lo largo del tiempo”, explica a D+I Mario Cantero, CEO y cofundador de Melio. “Muchos marcadores diagnósticos, muchos marcadores en sangre, son fundamentales para ver la evolución de un montón de enfermedades asociadas al envejecimiento, estilo de vida”, entre otras.

Nos estamos acostumbrados a tener una serie de métricas sobre nuestro estilo de vida, más o menos saludable, pero, para los fundadores de Melio, es el momento de dar un paso más. Por ello, han desarrollado una solución que permite agilizar y facilitar el acceso a diferentes marcadores, “con un proceso de compra 100% digital y con unos resultados rápidos disponibles en un máximo de 48 horas y comentados por un equipo médico especializado”.

Por el momento, cuenta con un total de 13 perfiles a estudiar, oferta que pretenden ampliar a lo largo del 2021, entre los que destacan el estudio de fertilidad, salud sexual, celiaquía o tiroides, entre otros.

Mario Cantero, CEO de Melio, en sus oficinas.

Experiencia nórdica

Cantero señala que cofundó esta startup en marzo de 2019 en Reino Unido, aunque recuerda que ya tenían experiencia porque él y su equipo montaron en Suecia, allá por 2015, una empresa parecida. Este primer embrión también consistía en dar “a personas normales y corrientes acceso muy fácil” a este tipo de pruebas analíticas.

“La idea surgió de un médico sueco que vio como pacientes que iban a su consulta le pedían una serie de pruebas que, por los protocolos de salud pública o de las aseguradoras, no les podía realizar”, explica Cantero. Así, apostó por crear “una estructura muy sencilla para que la gente pudiera acceder y comprar estas pruebas”.

En su experiencia en Suecia llegaron a más de 100.000 personas, realizando entre 5.000 y 6.000 pruebas mensuales. Estos buenos resultados fueron los que empujaron a uno de sus fundadores y al propio Cantero, trabajador en esta firma sueca, a aplicar este modelo a otros mercados europeos.

“La tendencia en Suecia de querer estar más informado y tener más herramientas para controlar su salud iba a reproducirse en otros países europeos”, subraya Cantero. Así, a finales de 2018 salieron del proyecto de Suecia y en marzo de 2019 crearon Melio en Reino Unido, tras una ronda de financiación, para crear una estructura similar. En octubre de ese mismo año, lanzaron su proyecto también en Madrid.

Cómo funciona

Desde el punto de vista del usuario, se accede a través de una web, donde se pueden ver los perfiles definidos por el equipo médico. “El usuario compra digitalmente una prueba, le llega un código por correo electrónico y con el mismo puede acudir a cualquiera de los centros asociados, donde le harán la prueba y podrá tener los resultados en 48 horas, junto con un comentario médico sobre los mismos”.

“Todos los resultados médicos los contextualiza un profesional médico del equipo”, incide Cantero. Para el análisis de las pruebas la startup cuenta con el apoyo del laboratorio europeo Unilabs en la Comunidad de Madrid y Barcelona y desde hace un mes también llegan a Sevilla, Córdoba, Málaga, Valencia y Bilbao. En el Reino Unido ya están en 13 ciudades.

El reto es lograr que, a través de su plataforma, el “proceso de acceso a la información sea fácil y ágil”, así como poder “acceder a marcadores más allá de los protocolos habituales de las aseguradoras y sistemas de salud. Son más específicos”.

En definitiva, gracias a una tecnología de desarrollo propio, se consigue “la coordinación entre el personal médico y los laboratorios y centros de extracción”. Cantero destaca la “complejidad para unir todas las partes”, porque en el sistema de salud, por ejemplo, en Reino Unido, “estas piezas, que normalmente están desconectadas, se acaban integrando bien para poder hacer que la experiencia de usuario sea buena”.

¿Cuáles son los marcadores más demandados? «Las apolipoproteínas A (apo A) y B (apo B) para la estimación del riesgo cardiovascular. Todo el mundo se hace colesterol (HDL y LDL), pero, desde hace bastantes años, hay estudios que demuestran que las apolipoproteínas son mejores predictores de este riesgo. Sin embargo, no forman parte de los perfiles analíticos comunes».

También se demandan perfiles hormonales más completos, así como la monitorización de disfunciones tiroideas. En los próximos meses, se ofrecerán marcadores relacionados con intolerancias alimentarias y enfermedades celiacas.

 

Para solicitar nuestros servicios relacionados con el área de Tecnología, solo debes dirigirte al enlace:

https://iamgbusiness.com