La niebla es uno de los grandes enemigos de los conductores durante los meses de frío. En España, el tramo de la autovía del Cantábrico A-8 que pasa por el alto de O Fiouco (situado a 698 metros de altitud, entre Mondoñedo y A Xesta, en la provincia de Lugo) es conocido por los intensos episodios de niebla que obligan ocasionalmente a cortar el tráfico de la vía, a la altura de los puntos kilométricos 545 y 549, y a desviar la circulación por la carretera N-634. En lo que va de 2020 este punto ya ha permanecido cerrado más de 500 horas, unos 21 días, ha asegurado el delegado del Gobierno en Galicia, Javier Losada.

Las luces antiniebla solo se deben utilizar en condiciones climatológicas adversas que dificultan la visibilidad (Don Bayley)

Este problema ya hace muchos años que perdura. De hecho, el 26 de julio de 2014, la escasa visibilidad provocó un accidente masivo en el que murió una persona y estuvieron involucrados decenas de automóviles. Para tratar de solucionar este problema, la Dirección General de Tráfico (DGT), puso en marcha un proyecto, valorado en 5,6 millones de euros, con en el que el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana pretende abordar “el diseño, la construcción y la experimentación con prototipos de soluciones innovadoras para minimizar los efectos de la niebla densa”, tal y como explica en esta publicación en su cuenta de Twitter.

El proyecto se dividió en 3 partes. En la fase previa se seleccionaron un total de 7 propuestas, presentadas por las empresas de Tecnivial, S.A.; Sener ingeniería y Sistemas S.A. (UTE); Tree Technology, S.A.; Constructora San José S.A.; CHM Obras e Infraestructuras S.L; Puentes y Calzadas Infraestructuras S.L y Estructuras y Montajes de Prefabricados S.A. (UTE); y Técnica y Proyectos S.A.

En lo que va de 2020 este tramo ya ha permanecido cerrado más de 500 horas, unos 21 días

En la Fase 1, las propuestas tuvieron que demostrar su eficacia y viabilidad técnica y económica. Solo 4 proyectos pasaron la criba.  Según su objetivo, se dividieron en dos lotes: el primer grupo se basa en la creación de sistemas de ayuda a la conducción en condiciones de niebla y el segundo en el desarrollo de tecnologías para el aislamiento, la eliminación o desplazamiento de la niebla.

En el caso del lote 1, superaron la primera fase el sistema AXM-16 V2, que se trata de un conjunto de elementos de balizamiento autónomos que permiten delimitar con tecnología láser el trazado de la vía de circulación en situaciones de muy baja visibilidad. Asimismo, dispone de un módulo de detección de automóviles circulando a velocidades anormales que permite alertar a otros conductores de dicha circunstancia.

En el mismo lote también se encuentra el proyecto se señalización proyectada inteligente, que emplea un sistema de tecnologías de monitorización activa instaladas en la propia vía, que permite combinar los datos obtenidos en tiempo real e informar y guiar a los conductores mediante señales automáticas proyectadas en la calzada con tecnología LED.

Por su parte en el lote 2, se encuentra el sistema de difusión automático por aspersores que, a través de una estructura metálica de soporte fija a modo de pérgola, permite la difusión automática de un material higroscópico que aglutina las gotas de agua en el aire y da lugar a otras de mayor tamaño que se precipitan en forma de lluvia.

Y el último proyecto, que se trata de una combinación de barreras estáticas y dinámicas con dispositivos fluido-mecánicos que se encargan de desviar la niebla a una altura tal que no afecte al tráfico.

En la Fase 2, que es en la que se encuentra actualmente el proceso, se realiza el desarrollo de los prototipos a escala real en el territorio de pruebas próximo a la A-8, con el objetivo de verificar el correcto funcionamiento de los proyectos en la ubicación real. La 4 propuestas tendrán un plazo de 5 meses, condicionados por periodos de niebla, para testar sus soluciones.

Una vez se haya validado la tecnología ensayada, se procederá a una contratación para la construcción de los sistemas antiniebla seleccionados para resolver la problemática existente.

La semana pasada Javier Losada acudió junto con la subdelegada del Gobierno en Lugo, Isabel Rodríguez, al alto de O Fiouco donde asistieron a la demostración de los dos primeros prototipos del bloque 1. Durante la visita, el delegado anunció que con estos nuevos sistemas se reducirán las horas de cierre actual de la autovía en un 85%, pasando de las 700 horas de media anuales a las 100 horas, de las que la mitad serían en horario nocturno.

Si estás interesad@ en nuestros servicios del área tecnológica, proyectos, automatización, domótica, entre otros, puedes ubicarnos en el enlace:

https://iamgbusiness.com