El equipo de Alauda ha presentado un coche de carreras eléctrico volador totalmente funcional: el Airspeeder Mk3.

El Mk3 se va a poner a competir este año y Alauda Aeronautics está construyendo actualmente una serie de vehículos de carreras idénticos en su sede técnica de Adelaida, en el sur de Australia, que se suministrarán a los equipos para las primeras carreras a finales de este año. Pero no estarán tripulados.

Su objetivo es servir de banco de pruebas para recopilar datos sobre la dinámica, el rendimiento, la seguridad y la tecnología del tren de potencia de los vehículos de carreras Mk4, por lo que los pilotos controlarán los volantes no tripulados a distancia.

La presentación del primer coche de carreras eléctrico volador a escala real del mundo es un hito en el inicio de una nueva revolución de la movilidad. La competición es lo que impulsa el progreso y nuestra serie de carreras está acelerando la llegada de una tecnología que transformará el transporte de pasajeros con aire limpio, la logística e incluso la movilidad aérea avanzada para aplicaciones médicas. Las primeras carreras de coches voladores eléctricos del mundo tendrán lugar este año y serán el deporte del motor más emocionante del planeta.

El Airspeeder Mk3 tiene aspecto de coche de carreras de F1 de los años 50, y cuenta con un marco y un fuselaje de fibra de carbono fuerte y rígido que mantiene el peso ligero de 100 kg sin tripulación, y sienta las bases para el cuerpo monocasco de fibra de carbono del Mk4 tripulado.

Se espera que el Mk3 alcance una velocidad de más de 120 km/h gracias a su motor eléctrico de 96 kW, y Alauda afirma que la configuración en forma de X de los ocho rotores del vehículo -montados en cuatro pares- permitirá realizar giros en horquilla similares a los de la F1 mientras está en el aire, lo que ofrecerá aún más emoción.

La tecnología actual de las baterías tiene limitaciones de autonomía, que Alauda espera minimizar empleando un sistema de intercambio de baterías “slide and lock” para realizar paradas en boxes superrápidas en tierra.

Al igual que con los coches de carreras de F1, el momento de las paradas en boxes podría añadir otra capa de emoción a las carreras de Airspeeder, y los equipos podrán mezclar la selección de paquetes de baterías en función de los requisitos de la carrera.

Por ejemplo, para las carreras que requieran más maniobrabilidad pero menos velocidad en línea recta, se puede seleccionar fácilmente un pack de baterías más ligero para ofrecer más maniobrabilidad a costa de la potencia bruta o la resistencia.

Podrán volar muy cerca unos de otros gracias a la inclusión de sistemas para evitar colisiones basados en LiDAR y radar.

Todavía no se han anunciado las fechas de las carreras de la serie Airspeeder Mk3, pero en los próximos meses se espera tener más de 10 aviones de carreras idénticos a disposición de los equipos.

Alauda espera poder presentar el primer Airspeeder Mk4 tripulado en algún momento de 2022, con velocidad máxima de 160 km/h y una aceleración de cero a 100 km/h en 2,3 segundos, se espera que vuele hasta 20 minutos por batería a una altura de hasta 60 m del suelo, y llevará ocho cámaras de transmisión a bordo, así como 22 sensores, incluidos LiDAR, radar y un altímetro.

 

Para contratar nuestros servicios en el área de Tecnología puedes hacerlo a través del enlace:

https://iamgbusiness.com