Caminar es una de las actividades deportivas más sencillas de realizar; no obstante, para obtener buenos resultados, debe hacerse correctamente y saber para qué y por qué se hace. Expertos de la salud recomiendan practicar diariamente este ejercicio y es que, además de acondicionar el cuerpo, ayuda a la salud cardiovascular y cardiorespiratoria.

Este ejercicio aeróbico, además de mejorar la capacidad cardiovascular, mejora la captación y utilización del oxígeno por los tejidos, así como disminuye el tejido adiposo y, por ende, el de la grasa visceral y el de las arterias. Caminar 30 minutos la mayor cantidad de días a la semana también permite la liberación de endorfinas, hormonas del bienestar, que producen una dosis en el incremento de la autoestima y hace que las personas se puedan centrar más en sus metas y en sus potencialidades.

Sí le gusta caminar, lo que debe saber es que hacerlo por sí solo no le producirá ganancias en la fuerza muscular. Debe entrenar la fuerza, la estabilidad y la flexibilidad, claves para evitar cualquier tipo de lesión. Aquellos corredores o caminadores que no tienen una preparación que involucre el acondicionamiento de otras zonas de su cuerpo para crear resistencia y fortalecimiento, terminan perdiendo y alterando la fuerza y masa de todos los grupos musculares, lo que genera lesiones.

Por esta razón, se recomienda fortalecer los grupos musculares que involucren el tronco, los abdominales y los glúteos, así como también el vaso interno de los cuádriceps y el tríceps sural. Otras de las capacidades que se debe desarrollar es la estabilidad articular, la cual se entrena con ejercicios sencillos utilizando balones terapéuticos; en caso de no tenerlos, puede realizar en su casa el siguiente ejercicio: párese en un solo pie con los ojos abiertos por 20 segundos y después los cierra 20 segundos más y trate de quedarse parado sobre un solo pie sin irse hacia los lados.

También puede buscar rutinas para mejorarla flexibilidad, lo que permitirá la movilidad articular requerida para caminar, y garantiza la máxima contracción muscular.

Para aquellas personas que se están iniciando, recuerde que es muy común que experimenten dolor posterior al ejercicio, esa sensación es muy típica y puede durar entre 48 y 72 horas. Si en ese lapso de tiempo no se le alivia, acuda a su especialista.

CONSIDERACIONES

• Caminar a diario disminuye el riesgo de ser hipertenso.

• Aumenta los niveles de Vitamina D.

• Previene la aparición de diabetes.

• Ayuda a perder peso.

• Evita la obesidad y los depósitos de celulitis.

• Mejora la circulación.

 • Tonifica piernas, glúteos y abdominales

• Fortalece los huesos.

• Mejora el estrés.

• Fortalece el corazón.

• La función cognitiva se ve mejorada con una caminata diaria.

 

Si deseas contratar nuestros servicios del área de Bienestar, puedes hacerlo a través del enlace:

https://frseller.com