Para los Microempresarios, será necesario un alto nivel de capacitación y contar con conocimientos para levantar las bases del emprendimiento

El año 2021 se verá marcado por un cambio en el comportamiento de los consumidores, un crecimiento en el índice de empleos informales, y la solidificación del emprendimiento como una ruta de negocios más viable y sostenible que hace una década. Con el desarrollo de nuevas tecnologías, las personas pueden llevar a cabo sus propios modelos de negocio –siguiendo la ruta de los expertos– y tomar el control de un nuevo espacio que permitirá la generación de empleos y la reactivación económica.

Para el emprendedor y columnista Pedro Colmenares, emprender requiere de “constante educación, aprendizaje y no tener miedo a fracasar”, además de “dar prioridad a los procesos digitales tanto como a los de una tienda física”.

Colmenares indicó a La Estrella de Panamá que en el país el comercio electrónico “aún está atrasado en el emprendimiento fintech, mientras que otros países avanzan”, sin embargo, la pandemia ha ayudado a que evolucione en meses lo que se mantuvo estancado por años.

Aunque los progresos han sido estables en los últimos meses, el experto señaló que la relación entre el sector innovador y el comercio electrónico “se compara con un papá ausente y que un día decide que pasará tiempo con su hijo, pero no puede reemplazar el tiempo que ya pasó; lo mismo pasa con el comercio electrónico”.

Indicó que querer “recuperar el tiempo perdido” hace que las personas corran y no tengan cuidado, “lo que crea una distorsión del mercado y genera problemas en la estrategia”.

Por su parte, la emprendedora y conductora del programa radial Capital Emprendedor en Radio Panamá, Myrja Ceballos, indicó a este diario que habrá que prestar atención a los retos “interesantes” que ya han empezado a surgir y que crecerán en el futuro.

La integración del e-commerce en los modelos de negocio y conocer el campo competitivo internacional son algunos de los puntos a observar para los futuros –y actuales– emprendedores. A su vez, Ceballos expresó que habrá que centrarse en el emprendimiento sostenible: “Crear una empresa con un impacto positivo en su entorno interno y externo, con procesos viables y adaptables en época de crisis, ofreciendo productos o servicios de calidad y generando un bien común para las próximas generaciones con recursos valiosos”.

Además, para la experta, quien desee dedicarse a este estilo de vida desde cero, “deberá ser honesto y preguntarse: ¿Por qué deseo poner un negocio y cuál es el propósito de este? ¿Qué hace diferente mi negocio frente a la competencia? ¿Cómo puedo aportar a mi comunidad, a mi provincia, para llegar juntos a otras fronteras o posicionarme en otros mercados? ¿Qué haré si le dedico suficiente tiempo y si las cosas salen mal? ¿Esta es la ropa que me gusta? Y lo más importante, ¿qué harías hoy si supieras que no vas a fracasar?”. Ceballos indicó que si las respuestas a estas preguntas “son algo que te llena”, es tiempo de emprender.

El Nacimiento

Para Colmenares y Ceballos, el primer paso deberá constar de la capacitación necesaria, apoyo de expertos y tener un buen plan de negocios.

“El conocimiento es la apertura de grandes oportunidades y significa que estás en un terreno seguro y con poco riesgo”, comentó Ceballos, “enfócate en cosas más profundas y con contenido que agreguen valor, como analítica de datos, algo de innovación, procedimientos fiscales, etc. Tus conocimientos son superiores y pueden ayudarte a generar un modelo de negocio diferente e innovador, pero las acciones son las que te ayudarán a crecer”.

Los sectores de cultura, tecnología, salud y alimentación serán los más abiertos para emprender en 2021

El Camino a seguir para el “e-commerce”

Tras la capacitación, Colmenares apuntó que tanto para los microempresarios como para los emprendedores ya establecidos, la transición de su modelo de negocios hacia el comercio electrónico deberá contar con “un buen servicio tanto en la parte física de la empresa como en su presencia digital”, ya que “implementar comercio electrónico no es solo tener un sistema de pago digital, sino tomar cartas en la logística y el servicio al cliente, lo que no se ha fortalecido en Panamá”.

Colmenares ha fundado diversos emprendimientos digitales, como el Mercado Culturoso, Open Arts Pty y el centro de innovación Kernel Community Think Tank, además de crear el Modelo SEI de negocios que consta de Sostenibilidad, Emprendimiento e Innovación. “Cuando se emprende de manera digital, la competencia es mundial”, anotó, “se compite con un producto o servicio que se replica en otras partes del mundo, y hay que tener una calidad de alto estándar para destacar, así como generar datos vivos y estar en constante evolución de lo que se presenta al consumidor”.

En esto coincide Ceballos, a lo que agrega que al emprendedor “le debe gustar leer, conocer cómo se mueve el mercado donde se posiciona y si en este se está consumiendo más, conocer exactamente la necesidad del cliente y apoyarse con investigaciones de mercado o datos estadísticos”.

Entre los pilares para empezar con ventaja, destaca que: “Tu información debe ser relevante y que tenga contenido de interés para que puedas destacarte ante tanta acumulación de datos que está presente en el mercado internacional”.

Para 2021, ambos expertos en emprendimiento indicaron que los sectores que tendrán mayor apertura a nuevos modelos de negocios serán los de salud (alimentos, vitaminas, laboratorios, etc.), bienes y servicios, agricultura, pesca, cultura (en cualquier ámbito), tecnología, logística y servicios de entrega a todo el país. “Se debe promover más la cultura de exportación porque existen otros mercados con necesidades y Panamá lo puede ofrecer, así como en la tecnología que ofrece un valor agregado al negocio y consumidor”, comentó Ceballos.

Para Colmenares se requiere “mejorar el servicio al cliente”, algo que los nuevos emprendedores deben tener en cuenta en sus empresas. De igual forma anotó que la cadena de logística y de distribución en Panamá “está rota” y no permite un “crecimiento adecuado de la economía naranja”, ya que “es más fácil comprar en Miami que en Guararé, y para comprar productos locales se necesita mayor contacto con quienes realizan el producto, pese a los canales de comunicación que existen, pero no ayudan al servicio”.

“En este punto en particular, todo lo que se puede ofrecer a la banca de manera que mejore la experiencia del cliente, servicios rápidos y con la posibilidad de eliminar el proceso e intermediarios será una buena apuesta”, indicó Ceballos, “estos sectores seguirán siendo protagonistas ante la situación económica y los otros como el turismo y construcción van a depender del comportamiento del virus y de que nos cuidemos unos a otros”.

Panorama Económico

Con la alta tasa de desempleo de 2020, el emprendimiento tomó un nuevo significado para la población. Según el Global Entrepreneur Monitor: “En 2019 el 71% de las mujeres y el 70% de los hombres mostraron una aceptación cultural sobre el emprendimiento, pero al final del tubo solo el 6% para los hombres y 3% para las mujeres lograron establecerse”.

Ceballos señaló que “definitivamente esta cifra va a aumentar, pero sería interesante conocer cuántos emprendimientos serán establecidos y lograron fluir dentro del tubo empresarial sin fuga alguna. Una medida clara es la capacitación constante, financiamiento adecuado para estos emprendimientos con montos adecuados, leyes de emprendimiento sostenibles y por supuesto, educación desde la primaria”.

Así mismo, no se debe ignorar que las pymes representan un porcentaje interesante de la economía (PIB) y los emprendedores por su lado ayudan también a que la economía se mueva pero, “sería interesante que la banca y el sector empresarial tuvieran una mente más abierta donde adopten o inviertan en esos proyectos convirtiéndose en accionistas”.

En miras de un nuevo futuro para las pymes, Ceballos remarcó que “claramente se han podido ver las empresas que han tenido que cerrar, simplemente por no adaptarse al cambio o algunos esperando que el gobierno los ayude. Pero deberán conocer las características del dinero, un modelo de negocio innovador y diferente, adaptarse a la tecnología, estar alerta a los programas o beneficios que otorga el gobierno y las empresas privadas, acercarse más a sus clientes con un presupuesto conservador”.

“Lo más preocupante para 2021 no es que no cambie nada, sino que las personas se acomoden a la situación”, expresó Colmenares, “ahora, todos los países que han hecho inversiones importantes en el comercio electrónico están cosechando los beneficios, porque entendieron que comercio electrónico no es comprar computadores, ni tener el mayor acceso, sino cambiar la cultura e invertir en educación para los emprendedores y generar una mejor red de contactos”.

Así, para crear un mejor panorama emprendedor se necesitará una mayor motivación por parte de los emprendedores para crear cosas nuevas, “impulsar la carrera del emprendimiento, apoyar la economía de un país y establecer alianzas entre las empresas y los diferentes emprendimientos”, apuntaron.

“La gente que es capaz de entender la nueva realidad, es capaz de generar valor, conectar con los clientes, tener una buena experiencia de compra, esquemas de educación del producto, generar engagement”, anotó Colmenares, “y es algo posible porque en Panamá hay ejemplos, solo hace falta tener el valor de empezar”.

Para contratar nuestros servicios en el área de Emprendimiento Digital, puedes ingresar a al enlace:

https://emprender.org