¿Cómo será nuestro mundo dentro de 10 años? Es imposible saberlo con certeza, pero Mauro Guillén tiene al menos algunas de las respuestas. Es un experto en las tendencias del mercado global, profesor de Wharton School y el autor más vendido del reciente libro 2030: How Today’s Biggest Trends Will Collide and Reshape the Future of Everything.

Su predicción, en resumen: el mundo empresarial de 2030 se verá muy diferente al de hoy, pero eso puede ser algo bueno para los emprendedores. Solo se necesita algo de práctica en la observación, una reevaluación de quién es el cliente y un cambio en la forma en que encontramos las conexiones.

Mauro Guillén. Imagen Entrepreneur USA

Las empresas se han centrado durante mucho tiempo en servir a la audiencia millennial. Has argumentado que eso es un error. ¿Por qué?

Hablando de manera más amplia sobre la dinámica generacional, las empresas han pasado las últimas décadas apuntando a las generaciones más jóvenes. El pensamiento, por supuesto, tiene que ver con el valor de por vida. Eso se basó en el supuesto de que los grupos de edad más jóvenes constituían el segmento de consumidores más grande.

Pero para el año 2030, tanto en términos de personal como de poder adquisitivo, el segmento de consumidores más grande será la población de más de 60 años. Y las personas de 60 años en los Estados Unidos pueden tener otros 25 años por delante. Eso va a crear un nuevo conjunto de incentivos para empresas y emprendedores.

Eso suena como una oportunidad que podría ser difícil de captar para algunas personas, especialmente si ese punto de inflexión es en 2030.

Bueno, obviamente, la atención médica y cualquier cosa que mejore la calidad de vida a medida que envejece, la gente está muy consciente de esas oportunidades. Pero en términos de bienes de consumo, esto requerirá un cambio de pensamiento. Considera la ropa: hay mucha actividad empresarial en esa categoría, pero la mayoría de las marcas no consideran a un consumidor por encima de cierta edad. Ni siquiera quieren tocar ese grupo demográfico porque creen que empañará la imagen de su marca. Pero esa mentalidad va a cambiar.

¿Qué significa el aumento en este segmento de población para nuestra fuerza laboral?

Los empresarios harían bien en abandonar esta idea del siglo XIX de que en los primeros años aprendemos, luego trabajamos y luego nos jubilamos. Las personas están comenzando a volver al modo de aprendizaje varias veces en sus vidas, por lo que alguien que se jubila puede emprender una carrera completamente nueva. Existe una gran oportunidad para servir a esas personas, en términos de productos, educación y trabajo flexible. Tenemos que ayudar a reinventar los últimos 25 años de vida.

Hay otro grupo demográfico que llama mucho la atención en tu libro y son las mujeres.

 

Para contratar nuestros servicios en el área de Emprendimiento Digital puedes dirigirte a:

https://fleeglobal.org