Uno de los fundamentos de las estrategias de Employer Branding está en la comunicación con la comunidad de candidatos que se crea alrededor de una marca empleadora, y que puedes desarrollar con diferentes formatos de Email Marketing.

Sin este contacto mantener el interés por una oportunidad de trabajo futura es imposible, ya que en el entorno actual se generan muchos puntos de atención en la selección de talento.

Existen muchas opciones que podemos implementar para mantener activa una comunidad de candidatos, unas se centran en planes, ofertas y comunicación corporativa (incluso en formato video) que tienen su centro de operaciones en el propio “caree site” de la organización, otras lo hacen en el desarrollo de una comunicación activa a través de RRSS.

Las diferentes prácticas en marketing digital son de gran utilidad para el desarrollo de RRHH y una de las más efectivas sigue siendo el uso del email marketing.

Si nuestro objetivo es atraer al máximo número de candidatos de nuestra comunidad, debemos apoyarnos en los valores y prestigio de la marca, para que la comunidad esté activa. 

El uso del email marketing nos proporcionará tres claves:

  1. Generación de lealtad o fidelización hacia la marca o empresa. Es el sueño de cualquier reclutador: que una comunidad de personas estén atentos a las noticias de empleabilidad que generas, consiguiendo sólo con ello los suficientes candidatos como para cubrir los puestos vacantes, como ha hecho la Universidad Internacional de La Rioja durante algunos años.
  2. Aumentar la confianza hacia el producto o la marca. Confiar en la marca nos dará como resultado la confianza en su futuro profesional. Conseguir un puesto de trabajo será una oportunidad única. Asociando así el trabajo con la marca. Es una tarea que deben desarrollar los embajadores de marca como señalamos hace dos semanas, como EY
  3. Generar visibilidad o conciencia de marca. Es el primer objetivo de una estrategia de employer branding: darse a conocer, tener presencia en la conciencia de los candidatos. como marca-cliente y como marca-empleo.

No olvides por tanto que los contenidos de nuestras campañas de email marketing deben tener mucho de contar, apoyar e informar. No se trata de vender. Enfocar el email marketing desde RRHH, desde el marketing de contenidos.

Debemos convencer… en lugar de vender.