Ahora es prácticamente indiscutible que DeFi son el “caso de uso más llamativo” de Blockchain. El valor total bloqueado en DeFi creció más de un 3.000% durante el año anterior a enero de 2021. En el ranking de DApp Radar, ocho de las 10 principales DApps en Ethereum son DeFi. Uniswap ve más usuarios que cualquier otra aplicación y se establece un promedio de mil millones de dólares por día en el volumen de operaciones para enero.

Dados los desafíos que vemos con los exchanges centralizados, el impulso hacia DeFi no es sorprendente. Las plataformas centralizadas ofrecen escasas oportunidades de préstamo y staking, y las que existen dependen de que los usuarios depositen su confianza en el exchange. También están sujetas al bloqueo regional y a la censura de las operaciones, sufren de liquidez fragmentada debido a la disparidad de la oferta de productos y tienen una gama limitada de instrumentos.

En comparación, los usuarios de DeFi tienen ahora acceso a una serie de opciones de préstamo y staking en la cadena. DeFi también es resistente a la censura, con aplicaciones componibles que muchos han bautizado como “Lego del dinero” y con posibilidades casi ilimitadas para diferentes tipos de vehículos financieros.

Sin embargo, el mayor talón de Aquiles de DeFi es Ethereum. Cuantas más aplicaciones se amontonan en la plataforma, Ethereum empieza a mostrar su desgaste como una tecnología anticuada que necesita urgentemente actualizaciones. Ethereum 2.0 es prometedor, pero la hoja de ruta se ve lejana, ya que la escalabilidad no se espera hasta 2022 o más tarde.

Mientras tanto, los usuarios tienen que soportar la lentitud de los tiempos de confirmación y, lo que es más importante, las exorbitantes comisiones que limitan la participación en DeFi a los grandes gastadores y a las ballenas. En enero, la comisión media por transacción superaba los 10 dólaresCuando las transacciones de DeFi dependen de interacciones de contratos inteligentes más complejas o de usuarios que participan en operaciones multiprotocolo, estos costes pueden resultar prohibitivos para muchas personas.

Crece el interés por el DeFi multicadena

Impulsado en parte por los problemas de Ethereum, la interoperabilidad y las plataformas de segunda capa se convirtieron en un área de enfoque importante para muchos desarrolladores de plataformas en 2020, que recientemente ha comenzado a dar sus frutos con varios ejemplos notables.

Por ejemplo, la aventura de Aave en tokens no fungibles, Aavegotchi, decidió recientemente migrar a Matic Network desde Ethereum, citando las altas tarifas de transacción como la razón de ello. A finales del año pasado, Sam Bankman-Fried, fundador del exchange centralizado FTX, optó por construir su proyecto DeFi, Serum, en la blockchain Solana, tras el lanzamiento de la plataforma de un puente de interoperabilidad con la blockchain Ethereum. Por otra parte, 1inch, basada en Ethereum, anunció su expansión a la blockchain Near, que también opera su propio puente conectado a Ethereum.

La razón de ser es clara. Los proyectos DeFi quieren conservar la capacidad de interoperar con Ethereum, y las plataformas que hacen de puente con el ecosistema de Ethereum ofrecen esa oportunidad. Pero este enfoque sigue teniendo algunas limitaciones críticas. En última instancia, promueve un escenario en el que múltiples blockchains se conectan con Ethereum pero no entre sí. No es un ecosistema de blockchain genuinamente interoperable.

Además, siempre carecerá intrínsecamente de composibilidad porque el modelo de puente depende de dos plataformas separadas que ejecutan su propia blockchain. Sigue siendo necesario que haya una transacción puente entre dos transacciones de tokens de cada lado.

La omni-cadena es el único futuro sostenible de DeFi

En la actualidad, sólo hay dos contendientes con una mainet en funcionamiento: Cosmos y Polkadot. Polkadot es muy prometedor y está atrayendo un desarrollo sustancial de la comunidad DeFi. Proyectos como Acala, Equilibrium y Akropolis tienen objetivos ambiciosos para crear plataformas DeFi multifuncionales basadas en Polkadot.

Sin embargo, el enfoque de Polkadot para la interoperabilidad entre las parachains conectadas a su cadena central de retransmisión implica una tecnología técnicamente compleja denominada mensajería entre parachains. Mientras que esto ofrece un gran potencial para una amplia variedad de tipos de transacciones, el protocolo de comunicación inter blockchain más simple pero elegante utilizado por Cosmos se centra en las transferencias de activos entre cadenas. Permite que cualquier cadena del SDK de Cosmos se conecte con cualquier otra.

Por esta razón, Cosmos se presta como la plataforma ideal para los desarrolladores de DeFi. Las cadenas Cosmos SDK son 100 veces más eficientes que Ethereum en términos de TPS y espacio de bloques. Además, la Red Cosmos está alcanzando un punto de inflexión para su crecimiento, con varias aplicaciones notables ya operativas.

Estas aplicaciones incluyen componentes exitosos de DeFi como el DEX de cadena cruzada de Thorchain, el CDP de Kava, la plataforma de moneda fiat token de e-money, o la stablecoin de más de 100 millones de dólares de Terra. Cada uno de ellos utiliza su propia Blockchain con su propio modelo tokenómico que admite un token con una capitalización de mercado de entre 10 y 100 millones de dólares.

La Red Cosmos también apoya proyectos no DeFi con sus propios modelos de tokens, como la red de malla de routers de Internet de Althea o el producto de blockchain empresarial de Persistence.

Del desarrollo a la adopción y a la liquidez

A medida que aumenten las transacciones entre los tokens de Cosmos Network, la demanda de liquidez aumentará. La Red Cosmos puede soportar un volumen de actividad económica exponencialmente mayor que el de Ethereum, al tiempo que atrae a una base de clientes más amplia con tarifas de transacción más bajas. Esto la convierte en una base óptima para procesar una parte masiva de comercio en la cadena y entre cadenas.

Cosmos puede soportar DEXs para el intercambio de activos, pero también puede soportar derivados como shorts, futuros, apalancamiento, swaps perpetuos, intereses tokenizados, pools de liquidez, gestión de identidades, creación de mercados automatizados y otros aspectos centrales de un mercado centralizado altamente sofisticado.

Por último, los bancos y otras instituciones financieras ya están mostrando signos de preparación para la adopción de Blockchain, pero es casi seguro que no utilizarán Ethereum. Lo más probable es que adopten soluciones personalizadas. Por lo tanto, una plataforma omnicanal que pueda interactuar con una amplia variedad de redes empresariales es imprescindible para prepararse para el momento en que se demande la negociación de instrumentos financieros tradicionales con activos digitales descentralizados.

2020 fue el año en el que DeFi se consolidó como el caso de uso más importante de Blockchain, pero 2021 será el año en el que la interoperabilidad empiece a ser la norma, en lugar de la excepción.

 

Para contratar nuestros servicios relacionados con el área de Tecnología Blockchain,Criptomonedas,Forex,entre otros,puedes acceder al enlace:

https://bitnessclub.com