El país sigue dando pasos lentos pero seguros en su camino a ser una nación amigable con las criptomonedas.

El banco más grande de Mongolia pronto empezará a ofrecer criptoservicios que incluyen la custodia, las remesas, los depósitos, los préstamos y la gestión de criptoactivos.

Según DDaily, la empresa blockchain Hexland -fundada por antiguos desarrolladores de Samsung- y la empresa de tecnología de marca blanca Delio han acordado empezar a trabajar con el Banco de Comercio y Desarrollo de Mongolia, con sede en Ulaanbaatar, o TDB Bank. Es uno de los bancos más antiguos de Mongolia, con 50 sucursales en todo el país, y ocupa el segundo lugar entre los 17 bancos mongoles en cuanto a activos totales.

Sin embargo, el acuerdo no se limita a las tres partes mencionadas. El medio de comunicación detalló que MDKI, una empresa mongola de recursos minerales y cadenas de bloques cuyos socios incluyen al gigante de la criptominería Bitfury, también estaba incluida en el acuerdo.

Principalmente, TDB Bank trabaja con clientes industriales. Su portafolio incluye más de 400 empresas mongolas, a las que ofrece servicios tales como préstamos para proyectos, préstamos comerciales y consultoría financiera, entre otros.

Por su parte, Hexland proporciona servicios como el desarrollo y la verificación de contratos inteligentes de blockchain, así como el desarrollo de monederos, entre otras soluciones.

Un funcionario anónimo de Delio le dijo a DDaily que, a través de esta asociación, “estamos en pleno proceso de entrar en el mercado financiero mundial de activos virtuales”, con la mayor cantidad de recursos posibles. Sin embargo, no se ha fijado oficialmente una fecha de lanzamiento para ofrecer estos criptoservicios a los mongoles.

En 2019, la administración de la ciudad de Ulaanbaatar acordó asociarse con una empresa de cadena de bloques de Corea del Sur, llamada Terra, para eventualmente reemplazar los métodos de pago de las facturas de servicios públicos y los subsidios del gobierno con la stablecoin de Terra.

Mongolia ha estado tomando medidas en la criptoesfera desde 2018. Ese año se informó que el mayor operador de telecomunicaciones móviles del país se había convertido en la primera entidad con licencia de Mongolia en emitir su propia moneda digital.