“Todo emprendimiento debe ser social, pues no es posible continuar con la creación de negocios cuya única función sea generar utilidades”.

A través de la innovación se pueden generar emprendimientos sociales competitivos y productivos que sean un motor para el desarrollo social y económico. Es importante considerar que todo emprendimiento debe ser social, pues no es posible continuar con la creación de negocios cuya única función sea generar utilidades. Existe evidencia de que, desde la década de los treinta del siglo pasado, se ha abordado el concepto de ‘responsabilidad social de las empresas’ (Kolb, 2008), sin embargo, no ha logrado permear del todo en el ámbito empresarial. Por ello, resulta fundamental introducir esta simiente en la formación de las nuevas generaciones universitarias para que los nuevos emprendimientos nazcan con esta visión renovada.

Un Emprendimiento Consciente es aquél que nace con la vocación de convertirse en un bien para la sociedad y de generar valor en tres ámbitos: 1) ambiental, 2) social y 3) económico. No se trata de tener prácticas paliativas del daño que pudiera provocarse, sino de buscar intencionalmente resolver las necesidades sociales, mejorar la calidad de vida de las personas y que dicho impacto sea positivo o por lo menos neutro, de tal manera que el punto de partida sea no dañar. 

“Hemos encontrado que solo 1 de cada 20 proyectos de emprendimiento universitarios tradicionales pasa a la etapa de ‘prototipo en el mercado’, mientras que los emprendimientos sociales lo hacen a razón de 1 de cada 10”.

¿Qué factores inciden en el desempeño exitoso de un proyecto de emprendimiento social universitario? Para responder esta pregunta, llevamos a cabo un trabajo de investigación que evalúa el éxito de los emprendimientos sociales en el contexto estudiantil con base en el alcance de su implementación, es decir, que hayan llegado por lo menos a la fase de prueba del prototipo en el mercado. En este artículo les comparto las iniciativas internas y los proyectos de emprendimiento social de nuestros alumnos más destacados, así como los resultados de la investigación realizada.

Iniciativas de emprendimiento social internacionales

El paradigma de emprendimiento consciente partiendo de las necesidades sociales, es una tendencia mundial. Destacan iniciativas como el Banco Grameen de Muhammed Yunus, que otorga microcréditos en Bangladesh para que las personas emprendan negocios propios y puedan salir de condiciones de pobreza. Modelos híbridos de negocios como BayCat donde a través de la educación y la capacitación de jóvenes de bajos recursos, se les brindan oportunidades de empleo produciendo contenidos en video utilizando la técnica de storytelling para acabar con la discriminación. Prison Art, es una iniciativa de reinserción social de presos, encabezada por Jorge Cueto, a través del desarrollo de habilidades artísticas que producen piezas únicas artesanales comercializadas como productos premium alrededor del mundo.

Proyectos de emprendimiento social desarrollados por alumnos y profesores del Tec de Monterrey campus Morelia

  • Prothesia (prótesis de bajo costo en impresión 3D). Es una empresa dedicada al diseño de herramientas de software para el diseño y manufactura de dispositivos médicos como órtesis y prótesis accesibles y personalizables.

  • Proyectando Pueblos Mágicos: Caso Tzintzuntzan. Los alumnos co-crearon productos y servicios con artesanos y comuneros de Tzintzuntzan Michoacán, como vía de desarrollo social y económico para la comunidad. Se llevó a cabo durante un semestre interdisciplinario en el que se integran seis materias distintas.

  • Innovación en la Cadena de Valor en el Parque Zoológico Benito Juárez. Los alumnos realizaron e implementaron propuestas para lograr un cambio en la percepción pública de la función del Zoológico estatal con el fin de generar mayores ingresos que permitan el sostenimiento de las especies bajo su tutela y conservación. La duración de esta actividad fue de un semestre que involucró tres materias diferentes.

  • Soy Mujer Emprendedora. Es una iniciativa donde alumnas coordinan e imparten capacitación a mujeres en estado de vulnerabilidad para emprender sus propios negocios y así mejorar su calidad de vida.

  • En acción por la educación. Es una iniciativa de alumnos de preparatoria que han logrado que estudiantes de secundaria en condiciones de vulnerabilidad por deserción escolar logren un 99 % de continuidad hacia la preparatoria.

  • Uapasï. Es un emprendimiento que comercializa huaraches de Sahuayo con diseño y prácticas de comercio justo.

Proyecto de Investigación

La investigación que se llevó a cabo tuvo como punto de partida la identificación a priori de los factores que pudieran impedir la implementación y conclusión satisfactoria de los proyectos sociales iniciados por alumnos. Los supuestos de la investigación fueron que, las causas de mayor incidencia serían la cultura de las comunidades atendidas, el desarrollo de los proyectos basados en el sentido común y la dependencia del entusiasmo y empuje de los alumnos con mayor involucramiento en cada proyecto. Reforzando las observaciones en la visita al Tec de Monterrey en Morelia, Ramsés Gómez Molina en 2017, director en ese momento de Ashoka U para México, Centroamérica y el Caribe, señaló que una de las principales barreras para la innovación social, es la falta de empatía cultural entre emprendedores y comunidades, así como la falta de vertebración en el proceso.

Con base en lo anterior, se identificó la necesidad de determinar con claridad y precisión qué factores juegan a favor y cuáles en contra en el progreso de un emprendimiento o innovación social, para poder crear un modelo de desarrollo de innovación social efectivo, que garantice mayor fluidez en su desempeño y mayor eficacia en la solución de problemas sociales.

La investigación realizada es de tipo cualitativo con un diseño fenomenológico, donde se encontró como principales hallazgos que, la profundidad de la participación con la comunidad apareció como el primer factor que influye en el éxito o fracaso del proyecto, por encima de las características personales de los agentes del cambio social y el perfil de la comunidad, así como de las herramientas de innovación ofrecidas a los alumnos.

La profundidad alcanzada en el involucramiento con la comunidad detona, por un lado, construir relaciones de confianza con los integrantes del grupo social para que se conviertan en actores empoderados del proyecto, generando empatía y compromiso, transitando de una visión de “ellos” a “nosotros”, de “su” realidad a “nuestra” realidad, y por otro lado, transforma al estudiante construyendo confianza en sí mismo y lo más importante, una creencia y pasión por el cambio social. Adicionalmente, se pudieron identificar cuatro enfoques al generar nuevos emprendimientos.

Enfoques para generar nuevos proyectos de emprendimiento

  1. Proyectos de apoyo con recursos tangibles para reforzar los bienes actuales de las comunidades para mejorar su imagen, sus procesos productivos o la calidad de sus productos.

  2. Proyectos de desarrollo que tienen el objetivo de perfeccionar las habilidades de los miembros de la comunidad, como el caso de “En Acción por la Educación”.

  3. Proyectos de negocios que buscan detonar la economía local con un mejor aprovechamiento de los recursos de la comunidad.

  4. Proyectos de desarrollo personal que buscan empoderar a los miembros de la comunidad a través de la capitalización de sus valores personales, sociales y culturales, como el proyecto “Soy Mujer Emprendedora”.

Con esta perspectiva, propongo un modelo de desarrollo de emprendimiento social en el contexto estudiantil (ver Imagen 1) que comprende las siguientes fases:

 

Modelo de Aprendizaje para el Emprendimiento Consciente

Este modelo está en fase embrionaria, es una primera conclusión al recuperar la experiencia de los proyectos mencionados. Los siguientes pasos implican su experimentación y retroalimentación para corroborar que las variables de influencia identificadas sí contribuyen de manera efectiva al éxito de los proyectos.

Invitamos a los profesores vinculados en las áreas de emprendimiento e innovación social a iniciar una conversación para experimentar este modelo, enriquecerlo y construir estrategias conjuntas para incrementar la tasa de éxito de los proyectos de nuestros alumnos en estas áreas de conocimiento.