René Quevedo señaló que la totalidad de los empleos que se agregarán a la economía en el 2021 y 2022 vendrán de emprendimientos.

El emprendimiento y la innovación son motores fundamentales del desarrollo económico en los países de la región, de acuerdo con el informe del Centro Regional de Promoción de la MIPYME (Cenpromype).

Panamá no escapa de esta realidad que se vive en todos los países de la región y hoy día miles de panameños han tenido que emprender para poder tener ingresos.

René Quevedo, empresario y experto en inserción laboral, señaló que el emprendimiento ha sido, es y seguirá siendo el motor del empleo en el país en la era Post covid-19. Con un componente fuerte de tecnología e innovación, por lo que se hace necesario fortalecer el ecosistema de apoyo a esta actividad, a través de acceso a financiamiento y asesoría técnica.

Indicó que la covid-19 aceleró el colapso del empleo asalariado en Panamá, que en el 2013 representaba el 53% de todos los empleos del país, para caer a 33% en el 2020. Una caída de 20 puntos en 7 años, resultado de la pérdida de 327 mil empleados asalariados de la empresa privada el año pasado, 37% de sus empleos formales.

Agregó que el 92% de todos los empleos generados en los últimos 10 años (2010-2020) han sido informales, donde entran los emprendimientos, que lamentablemente siguen sufriendo el estigma de ser vistos como “buhoneros y extranjeros”.

“Entre el 2018 y 2019 se generaron 52,040 nuevos empleos, todos informales, 72% de los cuales involucraron a profesionales universitarios con más de 50 años de edad, lo cual confirma que hay una cantidad cada vez mayor de panameños (as) con altos niveles de educación, que están emprendiendo. El emprendimiento de subsistencia es una porción cada vez menor de los nuevos microempresarios”, manifestó.

De acuerdo con Quevedo, en el 2020, se dió el peor episodio de destrucción masiva de empleo asalariado privado en la historia, pero se crearon 10,796 nuevos empleos por Trabajadores por Cuenta Propia. Más aún, la totalidad de los empleos que se agregarán a la economía en el 2021 y 2022 vendrán de emprendimientos.

52,040

nuevos empleos se crearon entre el 20182019, todos informales en Panamá.

60%

de los emprendedores en el país son mujeres y un 40 por ciento, varones.

En Panamá la Autoridad de la Micro, Pequeña y Mediana Empresa (Ampyme) es la encargada de entregar un capital semilla a los emprendedores. Este capital semilla no reembolsable asciende a la suma de 2 mil dólares.

Entre los emprendimientos más frecuentes están las fondas, cría de cerdo y confección de mascarillas. Un 60% de los emprendedores son mujeres y un 40%, varones.

Ante este panorama, la mejora de la productividad, el aumento del nivel de competitividad y gestión se vuelven claves, según el informe del Sica.