Te traemos algunos consejos que debes considerar a la hora de emprender a tiempo parcial para que puedas administrar mejor tu tiempo sin volverte loco.

1. Descubre tus momentos más productivos

De acuerdo con estudios de Workmeter que desde el año 2015 se actualiza de manera anual sobre Gestión de Tiempo en el Trabajo, de las nueve horas o más que las personas suelen tener para trabajar, la media refleja que solo se laboran seis horas y 34 minutos en realidad. Es decir, solo son en esa cantidad de horas en las que las personas suelen ser realmente productivas, por lo que deberás analizarte y conocer en qué momento del día te sientes más inspirado y dedicar esa cantidad de horas a tu emprendimiento.

2. Establece metas inteligentes

En marketing trabajamos con metas definidas en función de un indicador y un periodo de tiempo. Si no lo haríamos de esta forma, no habría forma de avanzar. Plantéate objetivos del tipo S.M.A.R.T, es decir, que sean específicos, medibles, alcanzables, realistas y que respeten un tiempo determinado. En lugar de “contactar potenciales clientes”, una meta SMART sería “contactar 20 potenciales clientes para el 30 de julio”. Es clave también que tengas diferentes horizontes de planeación, es decir que fijes metas de forma anual, y que las dividas en trimestres, meses y semanas.

3. Evita el Multitasking

Es realmente de mucho valor que puedas desarrollar varias tareas al mismo tiempo, es una habilidad que pocos pueden desarrollar. Sin embargo, cuando se trata de dos proyectos tan serios es mejor que tomes una pausa y dediques el tiempo prudente a cada uno por separado. Define los tiempos, es decir, si tu trabajo es en la mañana hasta la hora de almuerzo, trata de poner el corazón en cada tarea de la oficina y, cuando salgas de ahí, dedícate solo a tu emprendimiento. Enfocarte te permitirá avanzar más rápidamente.

4. Delega

Es probable que en un principio puedas hacerlo todo tú solo, pero al cabo de un tiempo te sientas agobiado. Tu emprendimiento necesita que pongas el corazón en él y para eso tienes que estar en buen estado mental y físico, o de lo contrario se retrasará aún más el proyecto. Por eso la recomendación es que te permitas tercerizar algunas de las tareas en las que no eres experto o bien aquellas que son simples y en las que invertir tu propio tiempo no hace la diferencia.

5. Aprende a organizarte

Es probable que como emprendedor y trabajador dependiente no tengas tiempo que perder, pero ¿y si te dijera que todavía puede haber tiempo? Por ejemplo, supongamos que tienes un vuelo a las 17:00 horas, pero se ha retrasado y lo han pospuesto para las 19:00 horas. Durante ese lapso puedes hacer algo. Quizás dialogar con tu primer cliente, leer sobre empresas que quieres contratar para hacer avanzar tu proyecto… Es decir, hay un montón de cosas que puedes hacer en tiempos perdidos como este.

6. Concéntrate en tu emprendimiento

La paciencia es un factor que debes tener presente desde el mismo momento en que decides emprender a tiempo parcial, porque evidentemente no te puedes partir en dos para atender todas las demandas del trabajo en la oficina y de tu proyecto. Por lo tanto, la paciencia es tu mejor aliado cuando quieres obtener resultados y no has podido verlos por el factor tiempo.

 

Si deseas contratar nuestros servicios en el área de Emprendimiento, solo debes dirigirte al enlace:

https://emprenderte.org