El coaching es una disciplina nueva que nos acerca al logro de objetivos permitiéndonos desarrollarnos personal y profesionalmente. Es una competencia que te ayuda a pensar diferente, a mejorar las comunicaciones que mantienes y profundizar en ti mismo.

ICF (International Coach Federation, o la Federación Internacional de Coaching) lo define de otro modo:

El coaching profesional consiste en una relación profesional continuada que ayuda a obtener resultados extraordinarios en la vida, profesión, empresa o negocios de las personas. Mediante el proceso de coaching, el cliente profundiza en su conocimiento, aumenta su rendimiento y mejora su calidad de vida.

Origen del Coaching para definir qué es el Coaching

Es un término que etimológicamente viene de un pueblo llamado Kocs, en Hungría, cuando alrededor del siglo XV se hacían los intercambios de carruajes para llevar personas de un sitio a otro. Más tarde ese término se tradujo como “Coach”, término que junto con “Coaching” hacía referencia al transporte de personas de un sitio a otro.

En inglés el término “Coach” se traduce como entrenador, así que podríamos deducir que la palabra Coaching viene a significar el entrenamiento que recibe una persona para llegar de un sitio (estado actual) a otro (estado deseado.

El Coaching no es un champiñón que haya nacido de golpe. De hecho, una de las muchas disciplinas de las que bebe es la Mayéutica de Sócrates. Era un método que se basaba en preguntar y cuestionar al otro hasta que el discípulo daba con la solución por sí mismo.

La palabra significa, etimológicamente, “dar a luz” la verdad y la realidad objetiva, eliminando toda creencia.

Términos que deberías conocer
Coach: profesional que utiliza el Coaching. Un Coach. Dos Coaches. Es mi deber que mis clientes sepan cómo se llama la disciplina y que llamen al profesional por su nombre, aunque sea una palabra inglesa. No soy Coch, no soy Coacher… Soy Coach.

Coachee: la persona que recibe el proceso de Coaching. Puede ser desde un cliente (un coachee) o varios clientes (coachees).

El Método GROW
El método GROW es el que se utiliza en el Coaching. Si no hay GROW, no hay Coaching. Así de claro.
¿En qué consiste el Método GROW? Es un acrónimo formado de los 4 pasos usados durante el proceso. Visita los siguientes enlaces para descubrir en qué trata cada uno de los pasos.

G – Goal – Objetivo/Meta.

R – Reality – Realidad.

O – Options – Opciones.

W – Will – Plan de acción.

Sin acción no hay Coaching, por lo que siempre el cliente tiene que salir con un plan de acción y llevarlo a cabo. Si quieres cambiar cosas en tu vida, haz cosas distintas.

¿Qué es el Coaching sin el Método GROW? Un simple peloteo de preguntas. Necesitamos tener un sistema y este sistema es el GROW.

Los 3 pilares del Coaching
Antes se habló de los 3 pilares en los que se basa el Coaching, pilares que te ayudan a coger el timón de tu vida.

Estos 3 pilares son:

  • Toma de conciencia.
  • Autocreencia.
  • Responsabilidad.

Primero el coachee se tiene que dar cuenta y tomar conciencia de qué está ocurriendo, dónde está y dónde quiere llegar. Después tiene que sentirse con motivación y autoestima suficientes para lograr sus sueños. Sin embargo, todo esto no funcionaría si el coachee no se sintiera responsable de todo el proceso. Basta de excusas, basta de quejas… sé el responsable de lo que haces tanto para bien como para mal.

Principales Tipos de Coaching
Existe el coaching personal (life coaching), el coaching ontológico y el coaching deportivo (que es donde encontró su origen), etc. Aquí tienes los más importantes:

  • Coaching Personal o Life Coaching : para conseguir metas personales, superar obstáculos y mejorar como persona.
  • Coaching Ontológico : se centra más en el “ser” y en las propiedades transpersonales
  • Coaching Deportivo: Hay muchísimos profesionales dedicados a esto, ya que fue el origen del
  • Coaching. Por ejemplo gran parte del éxito de Rafa Nadal se debe a que su tío le hacía coaching.
  • Coaching Empresarial: está enfocado en la mejora de las empresas, a conseguir los objetivos eliminando los problemas y obstáculos principales.

Otros tipos de Coaching

Existen numerosos tipos de Coaching. De hecho cada vez salen más. Aquí te mencionaré los más importantes en cuanto a demanda real en el mercado.

Coaching Ejecutivo: está centrado en los gerentes y managers, y por norma general es la propia empresa la que asume los costes de este proceso de coaching.
Coaching de Equipos: se encarga de mejorar el rendimiento, la productividad y la gestión de los equipos. Una grandísima profesional y compañera, Inma Ríos, es especialista en este tipo de coaching.
Coaching para Emprendedores: coaching centrado en resolver los problemas del emprendedor y conseguir los objetivos marcados, como por ejemplo aumentar las ventas, mejorar la conversión o reducir el estrés. Yo misma soy psicóloga para emprendedores, les ayudo con el mindset para lograr que lleguen al éxito con sus negocios.
Coaching para… lo que quieras. Existe Coaching para el Liderazgo, Coaching Financiero, Coaching Musical, Coaching para personas en desempleo, Coaching para artistas, Coaching para la búsqueda de talento…