Web Scraping es el proceso de usar Bots para extraer contenido y datos de una página web.

La técnica del Web Scraping copia los extractos que subyacen al código HTML. Y, con él, los datos almacenados en una base de datos. El Web Scraping puede copiar o replicar el contenido completo del sitio web en otro lugar.

El web scraping se utiliza en una variedad de negocios digitales que dependen de la recolección de datos. A priori no tiene por que ser algo malo o algo a intentar evitar. Ya que nos pueden ayudar a ampliar nuestro negocio en internet. Existen una gran variedad de ejemplos:

Los Bots de lo motores de búsqueda que rastrean un sitio web, analizando su contenido y luego clasificándolo. Por ejemplo el Bot de Google. Nos interesa que éste rastree nuestra página web para que la indexe, máxime si la hemos optimizado para SEO.

Los famosos comparadores de precios, que implementan Bots para obtener automáticamente los precios y descripciones de productos para sitios web de vendedores afiliados. Por ejemplo, los típicos portales de comparación de precios de hoteles, seguros, etc.

Empresas de investigación de mercado. Usan Bots para extraer datos de foros y medios sociales (por ejemplo, para análisis sociales o de costumbres de uso).

Aunque también hay que decir que el web scraping se utiliza para fines ilegales, como el robo de contenidos protegido por derechos de autor, o para espiar a la competencia.

Herramientas de Web Scraping

Las herramientas de Web Scraping son un software (es decir, Bots) programado para filtrar bases de datos y extraer información. Se utilizan una gran variedad de tipos de Bots, donde muchos de ellos son completamente personalizables para: Reconocer estructuras de sitio HTML únicas, extraer y transformar el contenido de un sitio web, almacenar los datos recogidos, y extraer datos de las APIs.

Ya que todos los Robots de Scraping tienen el mismo propósito (acceder a los datos del sitio web) puede ser difícil distinguir entre los Bots legítimos y los maliciosos. Pero existe algunas diferencias claves que ayudan a distinguir entre los dos tipos:

Web Scraping Legítimo

Los Bots legítimos se identifican con la entidad para la cual hacen el Scraping. Por ejemplo, Googlebot se identifica en su cabecera HTTP como perteneciente a Google.

Los Robots legítimos respetan el archivo Robot.txt de un sitio. Que enumera aquellas páginas a las que un Bot está autorizado a acceder y las que no pueden.

Los recursos necesarios para ejecutar Bots de Scraping son sustanciales. Tanto es así, que las entidades legítimas que hacen Web Scraping hacen una gran inversión en servidores para procesar la gran cantidad de datos que extraen.

Web Scraping Malicioso

El Web Scraping se considera malicioso cuando se extraen datos sin el permiso de los propietarios de los sitios web. Los Bots maliciosos suplantan el tráfico legítimo creando un agente de usuario HTTP falso. Además, éstos rastrean el sitio web independientemente de lo que el administrador del sitio web haya permitido.

Los dos casos de uso más comunes en el Web Scraping malicioso son el Scraping de precios y el robo de contenido.

En el Scraping de precios, usualmente se usa una red de Bots. Desde esta red se lanza robots rastredores para inspeccionar las bases de datos de los negocios de la competencia. El objetivo es acceder, sobre todo, a la información de precios. Los ataques ocurren con frecuencia en empresas donde los productos son fácilmente comparables y el precio juega un papel importante en las decisiones de compra de los usuarios consumidores. Las víctimas del Scraping de precios pueden ser agencias de viajes, vendedores de billetes y vendedores del sector electrónico online. Es decir, para lo usan obtener una ventaja con respecto a sus competidores. Un proveedor puede utilizar un bot para extraer continuamente los sitios web de sus competidores y actualizar instantáneamente sus propios precios.

El Scraping de contenido comprende el robo de contenido a gran escala desde un sitio web determinado. Los objetivos típicos son los catálogos de productos online y sitios web que dependen del contenido digital para impulsar su negocio. Por ejemplo, los directorios de negocios locales online invierten cantidades significativas de tiempo, dinero y energía para construir su contenido de base de datos. El Scraping puede resultar en que todo el contenido se recoja, y utilizarlo en campañas de spam o revenderlos a los competidores.

Aumente sus Ventas con Web Scraping

Una vez visto los dos tipos de Scraping (Legítimo y Malicioso), nos vamos a centrar de nuevo en los legítimos. Pongamos un ejemplo, suponga que tiene una tienda virtual y quiere conectarse a Google Merchant Center o solostock.com. Con esta técnica usted podrá publicar sus productos en esos sitios webs simplemente encargándose de la suya original. Ya que automáticamente las otras se irán actuliazando a medida que actualice la suya. Y no necesitará dedicar más tiempo y esfuerzo en las otras.

Por lo tanto, desde Aulatina, podemos trabajar el Web Scraping Legítimo en su web para que pueda aumentar sus ventas y visibilidad en Internet.