La Superintendencia Financiera de Colombia (SFC) dio a conocer este jueves cómo serán las pruebas para las transacciones relacionadas con criptomonedas entre los exchanges de bitcoin y los bancos locales. Uno de los aspectos que más llama la atención es que las evaluaciones se regirán por los estándares del Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI).

El plan piloto será convocado en el próximo trimestre y se desarrollará en un sandbox (banco de pruebas regulado) en cinco etapas: aplicación, selección, estructuración, seguimiento y retroalimentación, según informó la entidad reguladora a través de un comunicado.

«El Gobierno Nacional lanzará en el presente trimestre la convocatoria para que las entidades vigiladas por la SFC, en alianza con las plataformas de intercambio de criptoactivos o «exchange» constituidas en el país, se postulen para probar temporalmente en el espacio controlado de la Arenera, el manejo de operaciones de cash-in (depósito de recursos) y cash-out (retiro de recursos) bajo un conjunto de condiciones definidos para realizar la prueba piloto», explicó la SFC.

Ajustarse a las normativas GAFI significa que se aplicarán los más altos estándares para minimizar el riesgo de lavado de capitales y financiamiento al terrorismo. Es decir, se trata de las mismas medidas que aplican las instituciones financieras con registros de información y reporte de operaciones sospechosas. La intención es ofrecer las mayores garantías a los usuarios.

El GAFI está tan volcado con fiscalizar a Bitcoin que esta semana publicó un informe en el que enumera una serie de acciones que serían «sospechosas» al realizar transacciones con la primera criptomoneda del mercado. Muchas de las acciones mencionadas son realizadas regularmente por usuarios de criptomonedas.

Otros detalles que resaltan de las pruebas es que se extenderán durante 1 año y sólo serán procesadas transacciones con criptomonedas seudónimas, como bitcoin o ether. De lo anterior se desprende que las transacciones con monedas orientadas a la privacidad como Monero o Zcash no formarán parte de las pruebas, y podrían no permitirse para el comercio en el país.

Requerimientos para los Exchanges de Bitcoin

Entre los requerimientos está el que los exchanges solo ofrecerán el servicio de compra-venta, un monedero para el almacenamiento de las criptomonedas y sólo podrán participar personas naturales.

También se implementará una herramienta para los procesos de «Conoce a tu cliente» (KYC) y «Conoce tu transacción» (KYT), así como la habilitación de una entidad vigilada por la SFC para las operaciones con las casas de cambio. Aún queda por definir cuáles serán los límites en los montos para los depósitos y retiros.

Para el monitoreo de las transacciones y certificaciones de identidad, la SFC menciona los servicios que prestan las empresas Chainalysys, Elliptic, CipherTrace, IdentityMind y Crystal.

Durante el desarrollo de las pruebas deben presentarse reportes sobre cómo marcha el proceso, mientras que la SFC debe enviar informes mensuales al Comité Evaluador y de Seguimiento (CES). La superintendencia también debe reportar los avances a una figura conocida como «Mesa de Criptoactivos» de la que no se ofrecieron detalles.

De acuerdo con las fechas tentativas, en noviembre de este año debe cerrarse el ciclo de postulaciones y en diciembre se hará el anuncio de las entidades que participarán. El inicio de las pruebas piloto está pautado para el primer trimestre del 2021.

Sobre el sandbox regulatorio que adelanta Colombia, se informó en febrero que su conformación estaba generando incertidumbre entre los exchanges de criptomonedas. La razón es que las casas de cambio no estaban incluidas en las pruebas con criptoactivos.

A pesar de ese panorama, el país anunció esta semana que los bancos y los exchanges participarán en conjunto en las pruebas piloto, algo que reconoce el avance que están alcanzando las operaciones con criptomonedas en el país.