La empresaria acompaña a sus clientes en todo el proceso para importar. Asegura que es una oportunidad de negocio. “Tenemos un mundo globalizado y ya tenemos la facilidad de comprar directamente a las fábricas en China y vender directamente al consumidor final. Estamos hablando de un negocio de miles de millones de dólares”, dice.

Cambio. Es la palabra con la que Giselle Bonet describe lo que ha significado para ella el negocio de las importaciones de China a Venezuela. Bonet comenzó a importar hace más de 12 años, ahora se dedica a ayudar a los hispanos que quieran iniciarse en el negocio.

“Comencé a importar de China, aun viviendo en Venezuela, en el año 2008. Luego poco a poco varios amigos me comenzaron a decir que también querían importar y empecé a ayudarlos sin pensar que esto se podía convertir en un negocio”, dijo Bonet.

Reconoce que cuando comenzó a importar no fue fácil. Por eso ahora se dedica a que la experiencia sea más fácil para los venezolanos. “Mi vida mejoró muchísimo. Yo me quedé sin dinero y sin trabajo y fui a pedir un préstamo para empezar a importar, así que me vine a China y fue como renací”.

Agregó: “Al principio fue difícil. No tenía tantos clientes y tuve un tiempo invirtiendo mis ahorros. En algún momento pensé en devolverme a Venezuela porque era yo sola la que me encargaba de todo, de contar la mercancía, etc.”.

En 2012 se mudó a China y desde entonces se dedica a acompañar a los importadores en todo el proceso para obtener la mercancía.  “Ayudamos a los importadores a hacerlo de una manera segura, rentable y en español. Nosotros buscamos el producto de mejor calidad y con mejor precio”, aseveró.

Además de acompañar a sus clientes en todos los pasos de importación, la empresa de Bonet también se diferencia porque tiene como prioridad que los productos sean de la mejor calidad y precio en el mercado.

“El costo de nuestros servicios depende del tiempo que gastemos en el cliente y su compra aquí en China, puede que ayudemos a ubicar fábricas confiables con buenos precios, a inspeccionar las mercancías o hacer los envíos entre otros; cada cliente pide lo que necesita”, explicó.

Añadió: “También tenemos el área académica, donde enseñamos paso a paso cómo importar de la manera más segura y más rentable. Tenemos un curso gratis de emprendimiento digital con una sección de importación, pueden inscribirse en https://bit.ly/Negocios2021Hoy”.

Y aunque para muchos invertir en pandemia no sería la mejor oportunidad de negocio, Bonet indica que en medio de la crisis sanitaria mundial el negocio de las importaciones ha crecido, hasta con mayores ganancias que en años anteriores.

“La pandemia nos hizo vender el 205% más en abril. Y los meses siguientes, nos hemos mantenido vendiendo más del 100%, en comparación con otros años. Las importaciones están disparadas porque la gente está consumiendo muchísimo online”, destacó.

Y precisó: “Los productos que más les interesan a las personas son ropa, zapatos, electrónicas, cosas de ferretería e iluminación; también eso depende de lo que sea más conveniente exportar”.

Sabe que para muchas personas es un riesgo comenzar en la importación. Por ello sostuvo que es necesario que cuenten con una buena asesoría. “Lo importante es tener una buena empresa que los asesore, ese es nuestro trabajo. Y si se hacen bien los pasos, les aseguro que será un buen negocio. Importar de China es uno de los mejores negocios en el mundo en estos momentos”.

Y está convencida de que es una gran oportunidad económica, que en la actualidad cuenta con más facilidades. “Tenemos un mundo globalizado y ya tenemos la facilidad de comprar directamente a las fábricas en China y vender directamente al consumidor final. Estamos hablando de un negocio de miles de millones de dólares que están haciendo muchísimas personas y empresas en todo el mundo”.

Agregó: “Miremos a nuestro alrededor y veamos cuantos productos hay hechos en China. Eso quiere decir que hay personas que están importando y hacen mucho dinero de ese negocio. Así que los que quieran iniciar también pueden hacerlo, y allí estamos nosotros para ayudarlos a lograrlo”.

Además, ofrece un servicio puerta a puerta. Explica cuáles son los pasos para lograr una importación exitosa. “Lo primero es que deben ubicar una fábrica con buen precio, pedir una muestra del producto, hacer un contrato de compra, inspeccionar el producto antes de cerrar el negocio y luego cumplir con los requisitos de aduana. En todos estos pasos y procesos, estamos nosotros para ayudarlos”.

 

Si estás interesad@ en nuestros servicios puedes contactarnos a través del enlace:

https://feeglobal.org