De aquí a fin de año aquellas personas de la comuna que estén sin trabajo serán capacitadas para levantar en el corto plazo un negocio de lavado de autos.

La creatividad se está volviendo un buen aliado para los municipios a la hora de hacer frente a los embates económicos del Covid-19. Es el caso de la comuna de Graneros que ha puesto en marcha los Hidrosueños, un programa de inserción laboral focalizado en los vecinos que se encuentren cesantes.

El alcalde Claudio Segovia, explicó que “es una de las tantas ocurrencias generadas en nuestro equipo y es súper simple. Compramos un set de hidrolavadoras (artículos de aseo, mascarillas, alcohol gel) y convocamos a un grupo de personas, mayoritariamente temporeros y temporeras desempleadas, quienes recibirán un pago mensual ($ 100 mil, luego de aprobar la capacitación) de aquí hasta fin de año”.

“En este período, les asignaremos un territorio y todos los granerinos propietarios de un vehículo tendrán derecho a un lavado gratis”, precisó el edil.

Transcurrido ese tiempo, “las máquinas pasarán en comodato a las personas y ellos podrán iniciar un emprendimiento. En este momento nosotros les entregamos las herramientas y después serán ellos los que guíen y administren el negocio”.