El primer día del año 2019 Orly Simbler, una joven de 34 años que ha vivido por todo el mundo, despertó con una idea que puso en marcha esa misma tarde: ser niñera de gatitos. Durante las fiestas, fecha en la que mucha gente viaja a visitar a sus familiares en otras localidades, se había ofrecido para cuidar de los gatos de una amiga y un vecino y la idea quedó resonando. Cayó en cuenta que en Rosario nadie se dedicaba de manera profesional al cuidado de esas mascotas tan particulares.

“Desde que adopté a mi gata me involucré y aprendí mucho sobre el cuidado y las necesidades de “les gatites” y ese día pensé que en todo el mundo hay gente que cuida animales, casas, plantas, pero en Rosario nadie está haciendo esto y es súper necesario justo en acá donde vive mucha gente de otros lugares que vuelven constantemente a su pueblos”, contó cómo surgió KittySitter, una web en la que ofrecen visitas por hora a domicilio para el cuidado de gatos y gatas.

Ese día comenzó a diseñar su emprendimiento, del que hoy vive y en el cual lidera a un grupo de Kittysitters, muchas de las cuales fueron primero clientas. Orly es una apasionada de su trabajo y en el servicio que ofrece destaca en que el cuidado no es sólo alimentar o higienizar el espacio donde viven los gatos que visita. “Cuando empecé a no dar a basto yo sola se me ocurrió que quien mejor para ser kitty que una clienta, que entiende la responsabilidad de ir a una casa, saber qué espera la persona que te contrata, no sólo la confianza de dejar que entre sino que entres a su casa con mucho amor para la mascota y con mucho respeto”.

A la propuesta la acompañó con una clara idea de comunicación con la que dio a conocer su proyecto. Con Instagram como aliado, la joven de padres rosarinos pero nacida en Panamá, criada en Venezuela y con un paso ya de joven de algunos años por Israel, apostó fuerte a una idea que la apasionada, donde podía conjugar todo su aprendizaje y amor por los gatos, con una iniciativa que se terminó convirtiendo en su sostén, y el “mejor trabajo del mundo”.

“Es un trabajo hermoso pero fue durísimo que el proyecto se conozca, fue apostar a esforzarme mucho en la parte de redes y enfocarme en una forma de comunicar que elegí cuando arranque que fue mostrar realmente cómo son las visitas, contar quiénes somos, exponerme a mí misma para que la gente sepa quiénes somos y que somos de confianza. Después el boca en boca creo que es lo que más ayudo, las buenas experiencias se recomiendan”, destaca Orly acerca de cómo fue creciendo la comunidad de seguidores que creó, y que hoy cuenta con unas 10 mil personas.

A su servicio de niñeras de “gatis” Orly le sumó además un montón de actividades relacionadas con la temática felina. El próximo 27 de marzo por ejemplo es la fecha de su tercer Kitty Feria, un evento del que participan emprendedores, ilustradores y artistas de la ciudad que realizan productos para gatos y para humanos, pero con temática 100% felina. Esta vez lo realiza en el Patio de los Cipreses en el Centro Cultural Parque España, con entrada libre y gratuita.

“Todo es un trabajo, pero cuando algo te gusta mucho seguro que le pones mucha más garra. Es una combinación de todo, fue crear un emprendimiento que es como un bebito chiquito al que vas alimentando cada día porque lo queres y lo cuidas mucho, y encima con gatitos, que me encantan. Terminé conociendo tantos que me encantan cada vez más”.

 

Para solcitar nuestros servicios relacionados con el área de Emprendimiento, solo debes dirigirte al enlace:

https://emprenderte.org