Científicos han desarrollado recientemente un nuevo tipo de recubrimiento de aerosol para transformar las píldoras en mini-robots que pueden navegar por todo el cuerpo para llegar a una determinada zona. Metro investiga lo que hay detrás de esta tecnología.

La forma en que tomamos los medicamentos no ha sido innovada por mucho tiempo. Sin embargo, investigadores chinos han desarrollado una nueva tecnología que podría cambiar la forma en que las píldoras actúan dentro de nuestros cuerpos.

El equipo de científicos, dirigido por el Dr. Shen Yajing, profesor del Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong, creó el llamado M-spray, una sustancia parecida al pegamento que puede “cubrir la superficie de los objetivos y darles una gama de capacidades locomotoras combinando materiales magnéticos con campos magnéticos”.

Hecho de alcohol polivinílico, gluten y partículas de hierro, el spray puede adherirse a superficies lisas y texturadas de todo tipo de materiales. Los autores de la investigación creen que tiene un potencial particular en aplicaciones biomédicas. Una de ellas puede ser con píldoras, que, gracias al spray, podrían convertirse en mini-robots o ‘milirobots’ que pueden navegar por todo el cuerpo.

“La propiedad de desintegración controlable del aerosol M permite que la droga se libere en un lugar determinado en lugar de dispersarse en el órgano”, explicó el Dr. Shen Yajing a Metro.

El M-spray puede recubrir cualquier tipo de material y activar su movilidad con campos magnéticos

Esta tecnología también fue probada por un grupo de investigadores de catéteres, que pudieron retraer su modo de locomoción para que haga giros suaves, lo que puede evitar la generación de lesiones cuando estos instrumentos médicos se insertan en el cuerpo humano.

El M-spray demostró ser inofensivo para el cuerpo junto con el objeto que cubre porque está hecho de ferritina, un mineral natural.

“Todas las materias primas del aerosol M, a saber, el PVA, el gluten y las partículas de hierro, son biocompatibles. El recubrimiento desintegrado podría ser absorbido o excretado por el cuerpo humano”, añadió Yajing, subrayando que el efecto secundario de la desintegración del M-spray es insignificante.

Los científicos creen que además de las aplicaciones biomédicas, el M-spray y los mini-robots que se pueden crear gracias a él, pueden ser utilizados en diferentes campos.

“Esperamos que esta estrategia de construcción pueda contribuir al desarrollo y aplicación de los milirobots en diferentes campos, como el transporte activo, los sensores móviles y los dispositivos, en particular para las tareas en el espacio limitado”, concluyó.

8 minutos es el tiempo antes de que el M-Spray comience a desintegrarse en un ambiente fuertemente ácido.

ENTREVISTA

Dr. Shen Yajing, profesor del Departamento de Ingeniería Biomédica de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong.

P: ¿Cómo surgió la idea de desarrollar el M-spray?
– La idea fue inspirada por el parasitismo en la naturaleza. Los parásitos con movilidad limitada pueden llegar efectivamente a lugares amplios aprovechando la capacidad de locomoción de los huéspedes. Desde el punto de vista de la robótica, el estilo de vida del parásito ofrece una estrategia prometedora, que debe las ventajas de una alta adaptabilidad al medio ambiente y una fuerte capacidad de transporte, mientras que casi no aumenta el tamaño y el peso del objetivo. Inspirados por tales hechos, queremos desarrollar un método general de construcción de robots in situ que pueda utilizar plenamente las estructuras de los objetivos y convertirse en ‘milirobots’ manejables.

P: ¿Cómo podría utilizarse con las píldoras?
– El aerosol M puede adherirse a la superficie del objetivo de forma muy fuerte. Luego se magnetiza, de modo que una píldora cubierta puede responder al par magnético así como a la fuerza magnética y convertirse en un robot.

P: ¿No es peligroso?
– El componente de las partículas magnéticas en nuestro spray M es Fe puro. Como metal natural (ferritina) en el cuerpo humano, el efecto secundario de una pequeña dosis de Fe es insignificante, lo que lo convierte en un buen candidato para aplicaciones biomédicas.

P: ¿Qué otras aplicaciones podría tener el spray M?
– Esperamos que esta estrategia de construcción pueda contribuir al desarrollo y aplicación de los ‘milirobots’ en diferentes campos, como el transporte activo, el sensor móvil y los dispositivos, particularmente para las tareas en el espacio limitado.

Otras tres aplicaciones de los “milirobots”
Cirugía
En 2015, investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard y de la Universidad de Houston revelaron una nueva tecnología que utiliza energía potencial, generada por imágenes de resonancia magnética (IRM), que algún día podría proporcionar tratamientos médicos o realizar cirugía mínimamente invasiva.

Penetrar en el tejido cerebral
Un estudio realizado en 2018 demostró que los robots a escala milimétrica pueden penetrar en el tejido cerebral de corderos y cabras respondiendo a los cambios en el campo magnético generado por los escáneres médicos de los hospitales.

Entrega de medicamentos
En 2018, se desarrolló un novedoso, diminuto y suave robot con piernas en forma de oruga que podría allanar el camino para el avance del suministro de drogas en el cuerpo humano.

 

Si deseas contratar nuestros servicios relacionados con el área de Tecnología, puedes hacerlo a través del enlace:

https://iamgbusiness.com