Cada vez más aparatos de nuestros hogares están conectados y hemos convertido nuestras casas en smart homes gracias a dispositivos de internet de las cosas, como altavoces, enchufes o termostatos inteligentes. Pero además de estos pequeños gadgets, la tendencia ahora son los electrodomésticos smart: neveras, lavadoras, cafeteras y por supuesto robots de cocina y robots aspiradora.

Electrodomésticos que te advierten de cualquier anomalía en la vivienda y que llegan a hacer tu trabajo por ti. ¡No eres un auténtico moderno si no tienes alguno de estos inventos en tu casa!

Te vas de casa sin tender la ropa, dejas un grifo goteando y la puerta de la nevera se ha quedado mal cerrada. Pero tus electrodomésticos no son inteligentes y no te advierten de esos errores. En la Universidad de Cornell han encontrado la manera de “domotizar” tu hogar con un solo dispositivo.

Se llama VibroSense y puede identificar y clasificar los electrodomésticos por las vibraciones específicas que producen en su hogar. Con la ayuda de un algoritmo de machine learning y un conjunto de láseres, puede rastrear hasta 17 actividades domésticas diferentes con una precisión del 96%. Así puede detectar un grifo que gotea o la cafetera que se acaba de encender.

“Para tener una casa inteligente en este momento, necesitamos que cada dispositivo sea inteligente, o bien debemos instalar sensores separados en cada dispositivo o en cada área ”, señala Cheng Zhang, profesor de TI en Cornell y autor principal del estudio. «Nuestro sistema es el primero que puede monitorizar varios aparatos en diferentes pisos, en distintas habitaciones, utilizando un único dispositivo».

VibroSense permite detectar cualquier anomalía e identificar el problema. Para conseguirlo emplean un vibrómetro láser Doppler que registra todo tipo de vibración por pequeña que sea. Es decir, el dispositivo “escuchará” las diversas vibraciones que se producen en cualquier habitación.

Con medición láser precisa y el análisis de inteligencia artificial (que reconoce de dónde procede la vibración e incluso el sonido que producen los electrodomésticos), está pensado para ayudar a monitorizar el uso de energía y poder así reducir el consumo energético. “El dispositivo puede prevenir sobre el desperdicio de agua o sobre fallos en la corriente eléctrica provocados por cortocircuitos en los electrodomésticos” señala Zhang.