Los expertos ponen el foco en el desarrollo de los avances en tecnología lumínica para reducir las emisiones de carbono, disminuir la factura energética de particulares y empresas, mejorar la vida de los ciudadanos y aumentar la productividad.

La Unión Europea se ha comprometido a alcanzar la neutralidad climática no más tarde de 2050 y reducir un 55% las emisiones de CO2 en 2030. Para ello, la Comisión ha fijado una estrategia a largo plazo con el fin de retirar todas las emisiones de dióxido de carbono y conseguir que el saldo final sea cero dentro de 30 años. Se trata de un reto enorme que afecta a todos los ámbitos; uno de los más importantes es la iluminación.

Reducir el consumo de energía en edificios, comunidades urbanas, viviendas y empresas permitiría a los países del continente europeo luchar eficazmente contra el cambio climático y evitar que se cumplan los pronósticos de científicos y ecologistas que advierten desde hace décadas de la degradación medioambiental del planeta.

Se estima que la iluminación supone el 10% del gasto energético de las viviendas y el 13% del gasto eléctrico medio total. En las últimas décadas se han producido importantes avances, uno de los más relevantes ha sido la generalización del uso de las luces led, diodos emisores de luz de bajo consumo que permiten un importante ahorro de energía. Sin embargo, aún queda mucho camino por recorrer hasta alcanzar el exigente objetivo marcado por la UE.

Con este telón de fondo, cuatro expertos de diferentes campos han planteado los retos y oportunidades que jalonan el camino hacia la eficiencia energética. Lo han hecho telemáticamente en el encuentro digital organizado por CincoDías con la colaboración de Signify.

Un facilitador

Entre los analistas sentados a la mesa del debate se encontraba Abel Caballero, alcalde de Vigo. El también presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) ha hecho del alumbrado navideño de su ciudad un emblema de fama internacional capaz, incluso, de retar al alcalde de Nueva York. “La eficiencia energética es un elemento central en el paradigma de la modernidad, por su importancia en la lucha contra el cambio climático, la contaminación atmosférica y en la eficiencia económica”, afirma Caballero.

Según el político, en Vigo ya se ha producido el cambio hacia un modelo más sostenible. “Estamos en la fase final de un proyecto de 15 millones de euros para hacer el cambio total a luces led para conseguir un importante ahorro energético y una mayor luminosidad”.

Para Caballero, la Administración pública ha de ser capaz de compatibilizar dos vectores: la eficiencia energética y la demanda ciudadana. “Todos los contratos que hacemos de abastecimiento energético eléctrico en esta ciudad tienen que ser de fuentes de energía renovable al 100%”, asegura el alcalde.

Según argumenta Luis Cabrera, director de energía y sostenibilidad en España de la gestora internacional de inversiones inmobiliarias CBRE, “la iluminación es uno de los padres de la eficiencia energética moderna”. El ingeniero de una de las consultoras del sector más grandes del mundo explica que la tecnología led ha sido un facilitador en ambos sectores, privado y público, para justificar la eficiencia energética en un momento en el que nadie estaba familiarizado con el término.

“La iluminación led es nativa digital”, destaca por su parte Josep M. Martínez, presidente y director general para España y Portugal de la compañía de iluminación Signify, que tiene un importante compromiso con la sostenibilidad. “Ha traído la eficiencia energética y la digitalización, lo que nos permite infinidad de posibilidades”, añade.

Para la empresa privada, virar hacia un modelo más eficiente es fundamental ya que los gastos que genera la iluminación pueden llegar en algunos sectores a suponer la mitad de su consumo energético. Así lo explica Domingos Esteves, director general para España y Portugal del grupo textil y de distribución C&A.

“El 50% del consumo eléctrico de nuestras tiendas viene de la iluminación; el 40%, de la climatización, y un 10%, de ascensores y otros, por lo que tiene un peso muy importante en nuestra estrategia de sostenibilidad”, señala Esteves.

En este sentido, la compañía de origen holandés se ha marcado sus propios objetivos: “Disminuir un 30% la emisión de gases de efecto invernadero hasta 2030”. “La textil es una de las industrias más contaminantes del planeta, eso es un hecho; por ello todas las marcas del sector estamos haciendo un gran trabajo para reducir nuestro impacto de manera responsable”, añade el director general de C&A para la Península Ibérica. Y parte del éxito lo condicionará a la instalación de iluminación led.

“El cambio a la tecnología led es la única solución; actualmente, el 20% de nuestra iluminación es led, y mi plan es alcanzar el 100% en 2025”, sostiene Esteves. Además, el ejecutivo de C&A tiene otros planes para reducir el consumo y todos pasan por la iluminación inteligente. “Esta tecnología se consigue aprovechando la luz natural y desarrollando sistemas de control de iluminación por ocupación”, concreta.

Para la ciudad de Vigo, los beneficios de instalar tecnología led han sido evidentes. “En Navidad, el alumbrado de la ciudad cobra una presencia planetaria y, aun así, gastamos menos en electricidad de lo que, con menos iluminación, se gastaba hace 20 años. Además, su capacidad de promoción económica es excepcional”, dice su alcalde. Tanto es así, que Vigo ha conseguido impulsar una enorme actividad empresarial a través de su iluminación navideña.

Avances Tecnológicos

Martínez, de Signify, explica el papel fundamental que tiene la tecnología para desarrollar herramientas capaces de marcar la diferencia, como la iluminación conectada. “Esta tecnología ofrece un ahorro energético que puede llegar al 80% del consumo actual, conecta a personas y dispositivos, puede captar datos para facilitar la toma de decisiones, geolocalizar a personas dentro de un edificio, comunicarse de manera bidireccional y se puede utilizar como un lenguaje.

La iluminación conectada nos ofrece un futuro verde y digital, no invertir en iluminación conectada hoy es malgastar cada día”.

Tal y como alega el presidente de Signify, el efecto de generalizar el uso de tecnologías eficientes y de control lumínico sobre el ahorro energético es decisivo, y destaca el citado dato de que el 13% del consumo eléctrico a nivel mundial es debido a la iluminación.

“Si se adoptaran de forma masiva tecnologías led podríamos reducir ese 13% a un 8% para el año 2030”, indica Martínez. Algunos avances que Signify está llevando a cabo son el desarrollo de luminarias impresas en 3D, soluciones de iluminación como servicio y no como producto o sistemas de domótica, lo que se conoce como la digitalización del led.

Por su parte, Cabrera apunta otras novedades tecnológicas. “La iluminación puede convertirse en un nuevo soporte para realizar otras actividades”. Y pone un ejemplo. “Las farolas son un punto de suministro energético que podría adaptarse como punto de carga de vehículos eléctricos”, comenta el directivo de CBRE. “La tecnología permite más posibilidades de las que realmente aprovechamos en la vida real, que fundamentalmente son de encendidos, apagados y cambios de intensidades”, critica el experto.

En el sector privado, la domótica también marcará la diferencia. Según cuenta Esteves, los centros de C&A ya han realizado experimentos al respecto. “Estamos aún aprendiendo a jugar con ello, priorizando dos objetivos: mejorar la experiencia de compra del cliente y reducir nuestro consumo”. Sin embargo, según confirma el director para España y Portugal del gigante textil, la estrategia final que aprovechará al 100% la tecnología y maximizará la eficiencia energética aún se encuentra en fase de desarrollo.

Por otro lado, en el sector público, el alcalde de Vigo dibuja un futuro que permitiría dominar la luz con el objetivo de reducir la contaminación. “Dependiendo de las horas del día y, en el futuro, de la densidad de ciudadanos, la intensidad de la luz podría ir variando”, sostiene Caballero, y afirma que su ayuntamiento ya está trabajando en ello. “Nos va a permitir dominar la intensidad de la luz según la gente que haya por la calle en cada momento determinado del día”, concreta.

Fondos Europeos

La UE entregará al Gobierno de España la mayor cantidad de dinero que ha recibido en toda su historia. 140.000 millones para la recuperación tras la crisis del Covid-19. Una oportunidad única para alcanzar la eficiencia energética, según los cuatro expertos.

“Los fondos europeos financiarán la digitalización y la transformación sostenible de la economía, los Gobiernos tienen una responsabilidad brutal para encaminar bien el uso de este dinero que es crítico ahora más que nunca, tras la pandemia”, dice el directivo de C&A.

Para Martínez, de Signify, la financiación europea tiene el potencial para impulsar la economía como nunca antes. Para ello, ha de utilizarse de una manera óptima, evitando los cuellos de botella burocráticos. “Tendríamos que ser capaces de simplificar al máximo las líneas de financiación y potenciar los modelos de colaboración público-privada”.

Según el presidente de Signify, el camino que ha abierto la CEOE con su proyecto de reforma y rehabilitación integral de edificios, incluido en su plan de 21 propuestas, es el que hay que seguir.

Actualmente existen 300 millones de puntos de luz en los edificios españoles y el consumo energético es de unos 4.700 millones de euros al año. Según explica Martínez, “una renovación masiva de tecnología led en las construcciones supondría un ahorro energético de casi 3.600 millones al año, equivalente al 0,33% del PIB anual de España.

Si lo traducimos a toneladas de CO2 serían 7 millones de toneladas de ahorro al año y 100.000 nuevos empleos”, argumenta. “Tenemos el deber y la obligación de aprovechar esta oportunidad única”, remata.

El reto que coinciden en remarcar los expertos es conseguir establecer canales de comunicación con los controladores de esos fondos, que estarán disponibles tanto en subvención (72.000 millones) como en financiación en préstamos, y agilizar el proceso.

“Tenemos un borrador de real decreto sobre cómo articular el proceso y los puntos más importantes que incluye el texto son la ventanilla única, plazos de cinco días para delimitar si el proyecto es viable o no y facilidad para que el sector privado presente iniciativas”, expone el experto de CBRE. “Además, para ejecutarlo van a hacer falta muchas manos, por lo que se va a crear mucho empleo en un campo estratégico como es la transición ecológica”, agrega Cabrera.

“Hay una brecha increíble entre los compromisos de las empresas y Gobiernos en materia de cambio climático y las acciones que realizan”, advierte el directivo de Signify, quien añade que hace falta mayor determinación. “Hago un llamamiento para que nos unamos al club del 3%: incrementar la eficiencia energética un 3% anual con la incorporación de las tecnologías existentes, renovar el 3% de los edificios e incrementar en un 3% el uso de renovables. De esta manera conseguiremos la neutralidad de carbono en Europa en 2050. Todas las empresas públicas y privadas nos tenemos que comprometer y actuar inmediatamente”, concluye Martínez.

UN FUTURO CON MEJORES LUCES

Abel Caballero (alcalde de Vigo). “La tecnología lo permite y lo tenemos que hacer juntos: el Estado, las instituciones, las empresas y los ciudadanos”.

Domingos Esteves (C&A). “Todos somos actores principales de este proyecto de transformación a un mundo más sostenible y ecológico”.

Luis Cabrera (CBRE). “La tecnología está ahí y nos toca utilizarla e implantarla para conseguir un mundo más verde”.

Josep M. Martínez (Signify). “La iluminación conectada puede ser un gran aliado de la transición hacia un futuro más ecológico y digital porque ofrece ahorros energéticos y conecta dispositivos y personas”.

 

Para contratar nuestros servicios en el Área de Tecnología sólo debes dirigirte al enlace:

https://iamgbusiness.com