Alfredo Páez, venezolano residente en Barcelona, España, vio que los emprendedores que estaban invirtiendo en negocios gastronómicos, necesitaban tener una plataforma que vendiera sus productos. Es por ello que fundó MAX Delivery, una “start up” que conecta a los restaurantes con sus clientes a través de una página web. “Vimos que si les creábamos una tienda online donde ellos mismos pudieran gestionar todo, a cambio, nosotros haríamos las entregas”, explica Páez en entrevista con la Voz de América.

Aunque creó la empresa en agosto de 2019, vio como en 2020 las ventas aumentaron notablemente a causa de las restricciones impuestas para contener la pandemia de COVID-19. Según un estudio realizado por la aplicación Fintonic, en España, el reparto de comida a domicilio creció 225% en 2020, con respecto al 2019.

Páez explica que, para desvincularse de otras empresas que ofrecen el mismo servicio, tuvo que buscar factores diferenciales, como la aplicación de una tarifa más reducida en las comisiones.

Emprendedor autodidacta

Licenciado en ingeniería mecánica, Páez se define como un emprendedor autodidacta. Aunque ahora cuenta con ayuda, al principio tuvo que aprender a crear desde la página web hasta el software de reparto. Además, empezó siendo el único repartidor y desplazándose en bicicleta. Sin embargo, superó todos los retos a los que se enfrentó, y actualmente cuenta con apoyo técnico y una flota aproximada de 25 repartidores. Aún así, sigue saliendo a entregar pedidos; Aunque ahora, se mueve por la ciudad en moto.

Explica que atender a compatriotas le hace especial ilusión: “Lo primero que te preguntan es si eres venezolano y eso se ve reflejado en la propina. Saben que no es fácil, y hacer una entrega cuando hace frío o cuando llueve no es lo más acogedor. Lo intentan agradecer con lo que pueden o tienen, y una sonrisa ya es bastante”.

El reparto de comida a domicilio, una actividad que “llegó para quedarse”

A juicio de los expertos, el reparto de comida a domicilio o delivery, ha sido el salvavidas del sector gastronómico, el cual se ha visto duramente golpeado por las restricciones horarias y de movilidad impuestas por la pandemia, como el cierre temporal de bares y restaurantes, el confinamiento perimetral y la prohibición de consumir dentro de los locales.

Según el presidente de la Comisión de Retail del Colegio de Economistas de Cataluña, Santiago Pagès, la digitalización y los nuevos hábitos de consumo han impulsado una nueva tendencia gastronómica “que llegó para quedarse” y que las empresas han sabido aprovechar: “Durante esta etapa de confinamiento la gente ha cambiado de actitud. Ya estaba cambiando, ya tenía esta tendencia”, comenta.

 

Si deseas contratar nuestros servicios de Emprendimiento, puedes hacerlo a través del siguiente enlace:

https://emprenderte.org