Arriba, humus de lombriz en la planta de producción

Transformar la agricultura tradicional, saturada de sustancias químicas, en una actividad más sostenible y eficiente es el objetivo de Nostoc Biotech, firma madrileña especializada en la elaboración de fertilizantes naturales y control biológico a base de humus de lombriz. El desarrollo de estos productos ecológicos y protectores para la tierra basados en microorganismos vivos lo lleva a cabo Nostoc con un sencillo planteamiento: imitar a la naturaleza y aprovechar las oportunidades que ofrece para proteger y fertilizar los cultivos, devolviéndole los microorganismos fundamentales que siempre han estado ahí.

Además de lograr cerrar el círculo de la naturaleza, estos fertilizantes permiten al agricultor recuperar la inmunidad natural de las plantas, ya que tienen la capacidad de combatir graves enfermedades y plagas como la yesca, el pulgón o la araña roja, entre otras. “Es una propuesta simple y muy efectiva que, en nuestra opinión, marca la dirección hacia una agricultura más lógica y sostenible”, comentan Enrique Cat y Guillermo Herrero, fundadores y gestores de la empresa, que inició su andadura en 2014 de la mano de un crowdfunding en La Bolsa Social, plataforma de financiación colectiva con enfoque en emprendimiento social autorizada por la CNMV.

Ahora, Nostoc Biotech ha ampliado su actividad en la localidad cacereña de Peraleda de la Mata con la apertura de la que será la mayor explotación de lombricultura para la obtención de humus de Europa. Con más de 10 hectáreas, espera procesar hasta 20.000 toneladas de humus al año; la producción actual es de 3.500 toneladas anuales, la mayor de España.

“Ha inaugurado la mayor explotación de lombricultura de Europa”

Inversión

Nostoc Biotech invertirá cerca de 800.000 euros, entre 2020 y 2021, en la compra, reforma y profesionalización de la planta, la cual se encuentra en el interior de una finca de 140 hectáreas dedicada a la cría de vacas y ovejas, con más de 3.500 cabezas de ganado. En 2020 entraron en el accionariado tres fondos de capital riesgo de impacto social.

“Quiere hacer de la agricultura tradicional una actividad más sostenible”

La apertura de la explotación ha supuesto la creación de una decena de puestos de trabajo. “Es previsible que se amplíe la plantilla a medida que se produzca la expansión comercial, pero no necesitamos mucho más personal para crecer”, afirma Cat. “La explotación nos proporciona una gran cantidad de estiércol in situ para elaborar el humus”, añade Herrero.

El humus de lombriz es un elemento clave en cualquier cultivo. Sus microorganismos derivados contienen una alta carga microbiológica beneficiosa que aporta nutrientes a las plantas a la vez que les proporciona protección.

La actividad de Nostoc se basa en la innovación: “Tenemos un control integral de la producción con ganado ecológico que mejora mucho las propiedades microbiológicas del producto final, pero una de nuestras principales innovaciones, resultado de la investigación propia, es que hemos desarrollado un sistema para extraer esos microorganismos y multiplicarlos exponencialmente, de manera que obtenemos el beneficio del humus de lombriz sólido y también en una fase líquida”, argumenta Enrique Cat. Y es que la pyme madrileña es la única que produce humus líquido de altísima calidad en Almería. “Nuestra principal labor de investigación consiste en identificar cada vez más cepas del humus de lombriz, aislarlas y mutiplicarlas”, subraya.

El Covid impactó en las ventas de 2020, que apenas llegaron a los 700.000 euros, aunque el objetivo era alcanzar un millón. Con una facturación estimada para este año de 1,8 millones, esperan entrar en beneficios en el primer trimestre. “Queremos vender a otros países donde existe la dificultad añadida de las temperaturas, que para producir humus deben ser suaves, algo que en el norte de Europa es complicado”, concluye Herrero.

 

Para solicitar nuestros servicios relacionados con el área de Tecnología, solo debes dirigirte al enlace:

https://iamgbusiness.com