Los estudiantes creadores de la App

Coordinado por investigadores de la Universidad Nacional de la Matanza (UNLaM), un grupo interdisciplinario grabó las voces de personas con y sin Parkinson para identificar parámetros útiles que registren la evolución de este trastorno neurodegenerativo que afecta a una de cada 100 personas mayores de 60 años.

Los trastornos de la comunicación oral aquejan al 70% de los pacientes con enfermedad de Parkinson (EP) y numerosos estudios indican que el análisis acústico permite la identificación temprana de estos cambios en la voz.

A partir de esto, un equipo interdisciplinario liderado por investigadores de la UNLaM y que cuenta con la participación de un investigador del Conicet, neurólogos, otorrinolaringólogos y fonoaudiólogos del Hospital Posadas y del Hospital Rivadavia, construyó una base de voces de personas afectadas por el Parkinson para identificar parámetros útiles que permitan realizar el seguimiento del paciente.

En paralelo, un grupo de estudiantes del Departamento de Ingeniería e Investigaciones Tecnológicas de la UNLaM desarrolló “Parkinsoft”, un software libre, que surge del trabajo colaborativo, y posibilita que los médicos realicen el seguimiento de los pacientes a través de plataformas web y mobile, incluso a distancia.

Gratuita y de fácil manejo

Gastón Procopio es Ingeniero en Informática –y junto a Esteban Luciano, Rodrigo Massiolo, Fabiana Vaccotti y Martín Viqueira- integró el grupo de alumnos que en 2019 desarrolló el software denominado “Parkinsoft” como proyecto de su tesis.

“Queríamos desarrollar alguna herramienta para dejarle a la facultad. Nos pusimos en contacto con las docentes que junto al Hospital Posadas estaban haciendo un proyecto destinado, en un principio, a detectar el Parkinson. Comenzamos con esa premisa, pero debido a que realizar una predicción –o sea determinar si la persona tiene o no Parkinson- era complejo, lo que realizamos es un proyecto para hacerle un seguimiento a través de su voz y así verificar si está mejorando o empeorando”, explicó en diálogo con El Entre Ríos.

“Cuando la enfermedad avanza, la voz se empieza a deteriorar, cuesta pronunciar las palabras, se pierde fluidez e incluso en los estadios más avanzados se puede llegar a perder el habla. Para evitar esto, se dan distintos tipos de medicina”, agrega el joven ingeniero.

Es aquí donde entra en juego el sistema creado por los estudiantes argentinos, ya que la aplicación permite al médico supervisar el efecto de la medicación indicada.

Como ventaja, Procopio destaca: “Los tests se pueden realizar desde la casa, a través del celular, enviando audios con la frecuencia indicada por el médico, el cual entra al sistema y va haciendo los gráficos y estadísticas que el sistema le brinda, ya que la imposibilidad de moverse de muchos pacientes complejizaba su seguimiento”.

Por otra parte, la aplicación es gratuita para quienes fueron diagnosticados y ha sido diseñada para un manejo sencillo, debido a la edad que suelen y la dificultad en los movimientos típicos de la enfermedad.

A la vez, este software sería de utilidad para la investigación que en este momento desarrolla la universidad Nacional de la Matanza, en el que se encuentran realizando un minucioso análisis de la voz de los pacientes con Parkinson.