¿Qué está pasando en el mercado de Bitcoins? En los últimos meses, el valor de la principal criptomoneda del mercado había alcanzado, al fin, los 11.000 dólares norteamericanos. Sin embargo, la llegada de septiembre coincidió con una depreciación que la hizo caer por debajo de esa referencia. Las expectativas siguen puestas en los 16.500 dólares, lo que llevaría a la criptomoneda a una capitalización de mercado similar a la que tiene un banco simbólico, JP Morgan. Sería un logro notable con gran repercusión para un valor que se lanzó como criptomoneda en 2008 y que en 2013, hace apenas siete años, superó por primera vez la cotización de los 1.000 dólares.

Si algo pone de manifiesto el crecimiento histórico del Bitcoin y las recientes fluctuaciones es la necesidad de contar con información fiable y actualizada de cualquier evento que pueda afectar a su valor. Cualquier persona familiarizada con los mercados de valores sabe que para minimizar los riesgos es necesario estar al día de las novedades que puedan afectar a la inversión.

En el caso de los Bitcoin, estar suscrito o visitar con regularidad las webs de noticias sobre criptomonedas es ineludible si se quiere evitar los sustos. Por ejemplo, las noticias de CryptoPotato sobre criptomonedas recogen todas las novedades del sector, además de actualizaciones del mercado, análisis y guías para principiantes.

Últimas novedades en el Mercado de Bitcoin

Siempre es difícil conocer con exactitud las causas que influyen en la depreciación o apreciación de un valor. En el caso de las recientes fluctuaciones del bitcoin, los expertos apuntan a que la debilidad del dólar podría haber influido. En este sentido, muchos señalan que la moneda norteamericana habría tocado fondo en su depreciación, y que estaría comenzando un ciclo de fortalecimiento. Esto afectaría a los activos de riesgo como las criptomonedas.

Sin embargo, hay que tener en cuenta que el Bitcoin también ha actuado en los últimos años como refugio. Así, el 63,4% de los bitcoins no ha salido al mercado en el último año, confirmando que se trata de un activo que los inversores mantienen por un tiempo prolongado, actuando como valor reserva.

Los analistas interpretan por tanto que el valor de 10.000 dólares puede jugar como suelo, teniendo en cuenta que el pasado mes de mayo tuvo lugar un nuevo halving que recortó a la mitad la recompensa que reciben los mineros por la creación de un bloque de criptomonedas. Esto debería contribuir a reducir el riesgo de depreciación en un entorno tan inestable como el actual.

También el último informe de Kraken augura un aumento de la volatilidad para los próximos meses que guiará el precio hacia nuevos máximos antes de que acabe el año. Según esta casa de análisis, las pérdidas significativas y los escenarios de relativa calma en la cotización de Bitcoin preceden a respuestas medianamente explosivas en su precio.

Al mismo tiempo, los indicadores de mercados a futuro parecen seguir augurando un ciclo alcista. Las liquidaciones de compra en BitMEX superaron los 20 millones de dólares, el interés abierto de futuros y los volúmenes diarios están subiendo y los operadores a futuro están pidiendo hasta 36.000 dólares, según podemos leer en CryptoPotato, donde al mismo tiempo informan de que MicroStrategy ha realizado otra compra de 175 millones de dólares en Bitcoin, después de adquirir 250 millones apenas hace un mes. Son movimientos que demuestran la confianza de los inversores en la fortaleza del bitcoin.

¿Cómo el Bitcoin se convirtió en un vehículo de inversión?

El Bitcoin es, técnicamente hablando, un protocolo y una red P2P. Sin embargo, su funcionalidad va mucho más allá que la de permitir el mero intercambio de archivos: a su uso como sistema de pago y mercancía, se añade el de servir como producto financiero. El Bitcoin es una moneda digital que tiene un valor, y con la que se puede comprar, vender, pagar y realizar intercambios, pero el hecho de que se le asigne un valor implica que constituya en sí mismo un interesante vehículo de inversión.

El Bitcoin fue lanzado en 2008 y en 2010 empezaron a surgir las primeras plataformas de intercambio. Se trata de sitios web que permiten la compra y venta de Bitcoins con divisas a través de transferencias bancarias. El mercado y la valoración del Bitcoin ha ido creciendo de tal forma que en noviembre de 2013, el Bitcoin superó por primera vez los 1.000 dólares estadounidenses por unidad, y hoy en día su valoración supera los 10.000 dólares.

Esta revalorización del Bitcoin, superior a la de otras criptomonedas, ha afianzado su posición en el mercado, donde goza de una posición de privilegio. Ahora bien, como ocurre con cualquier vehículo de inversión, el valor del Bitcoin tiene oscilaciones. Su tipo de cambio volátil, y está expuesto al menoscabo de la confianza en el protocolo o la moneda. La alta volatilidad, la novedad del ecosistema en el que se desarrollan las transacciones y la fuerte especulación puede generar pérdidas al inversor, por lo que siempre es necesario conocer en profundidad el sistema y estar actualizado de todos los acontecimientos que pueden influir en el precio del Bitcoin.

En este sentido, el crecimiento del bitcoin llevó aparejado el surgimiento de un amplio sector de aplicaciones, plataformas y servicios que facilitan la gestión del almacenamiento y las transacciones en esta moneda. Se trata de facilitar a los inversores información fiable y actualizada de cualquier evento que pueda afectar a la valoración del Bitcoin.