Una debacle ecológica se avecina, pero parece que Bill Gates tiene una solución para ella. Éstas pueden ser las consecuencias
Es bien sabido que, a raíz de los millones que ha acumulado desde la fundación de Microsoft, Bill Gates decidió volver la mirada a la filantropía. Donaciones multimillonarias y desarrollos sanitarios en diversos países de África han ocupado su agenda en los últimos años. Este verano, tiene como meta bloquear el Sol para frenar el cambio climático.

Una erupción letal

La inspiración de este magnate de la tecnología fue, irónicamente, un desastre ecológico producido por un la erupción de un volcán. En la década de los 90, el Pinatubo expulsó cenizas hasta 7 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra. El acontecimiento se catalogó como la segunda erupción más letal del siglo XX, con una cuota de más de 840 muertos.

A raíz de la explosión, miles de personas tuvieron que abandonar sus pueblos para encontrar un mejor lugar para vivir. Durante año y medio, sin embargo, las temperaturas bajaron hasta un grado en la región. Siguiendo esta lógica, un equipo de científicos de Harvard financiado por Bill Gates se planteó la pregunta de si podrían imitar las condiciones producidas por el volcán filipino, en caso de que el planeta no pueda enfriarse de manera natural.

Bloquear el sol… ¿con aerosol?

El objetivo detrás de ScoPEX (Experimento de Perturbación Controlada Estratosférica), como se llama la investigación, es generar una base de datos que permita aterrizar propuestas basadas en geoingeniería para bajar la temperatura del planeta. Aunque podría parecer una idea sacada de algún texto de Ray Bradbury, parece que cada vez más se posiciona como una alternativa real para combatir el cambio climático.

Este experimento pretende analizar las consecuencias que podría generar rociar la atmósfera con partículas que reflejen la luz del Sol. De esta forma, en principio, se podría ayudar a controlar el calentamiento global en niveles deseables. A partir los datos obtenidos, los científicos de Harvard podrán estudiar la viabilidad y el potencial de estas tecnologías.

Esto ha traído cuestionamientos bioéticos importantes, ya que realmente no conocemos los efectos a largo plazo que este tipo de decisiones de talla planetaria podrían tener en la Tierra. Las investigaciones todavía no están en ese punto, pero llevan un trecho recorrido muy importante al día de hoy.

 

Para contratar nuestros servicios del área de Tecnología, puedes vistarnos por el enlace:

https://iamgbusiness.com