El dióxido de carbono absorbido por los árboles mientras crecen se almacena en la torre de madera, lo que significa que las turbinas eólicas son climáticamente neutras.

En Björkö, a las afueras de Gotemburgo, se ha erigido una torre eólica de madera de 30 metros de altura, que afirman que es “la primera de Suecia“.

La torre, que fue desarrollada por Modvion, tiene una estructura “tan fuerte como el acero“.

La empresa dice que las torres eólicas de madera pueden ser construidas a un coste “significativamente” más bajo que el del acero, lo que reduce el coste de producción de la electricidad generada por la energía eólica.

El dióxido de carbono absorbido por los árboles a medida que crecen se almacena en la madera de las torres, lo que significa que las turbinas eólicas son climáticamente neutras desde el principio de su funcionamiento.

El nuevo proyecto se usará con fines de investigación, con el objetivo de construir las primeras torres de madera con fines comerciales para el año 2022.

“Este es un gran avance que allana el camino para la próxima generación de turbinas eólicas. La madera laminada es más fuerte que el acero con el mismo peso y al construirse en módulos, las torres eólicas pueden ser más altas”.

OTTO LUNDMAN, CEO DE MODVION AB

Al construir en madera, también reducimos las emisiones de dióxido de carbono en la fabricación y en su lugar almacenamos el dióxido de carbono en el diseño.