En los tiempos que corren cuando tenemos que llevar el control del tiempo que dedicamos a ciertas cosas, una App como SafeTimer puede echarte una mano. El ejemplo perfecto es el tiempo que usamos una mascarilla, que como sabemos deben renovarse con regularidad. Esta App es perfecta para ayudarnos a llevar la cuenta y no sobrepasar en el uso de estos fungibles.

Una App para gestionar el uso de tus mascarillas

Las mascarillas se han convertido en una forma muy efectiva de luchar contra el coronavirus. Dependiendo del tipo de mascarilla, su uso puede ser de más o menos tiempo. Que pueda ser utilizada varias veces hasta un total de horas que debemos tener controladas.

Hasta ahora, no podíamos más que calcular a ojo el tiempo que hemos usado una de ellas. Sumando recados, salidas a la calle, visitas al médico. Lo normal es que no llevemos un control riguroso de cuánto estamos usando una de ellas. Siendo especialmente peligroso sobrepasarnos en el uso, ya que la efectividad de filtración disminuye y aumenta el riesgo de contagio en caso de exposición.

SafeTimer simplifica enormemente el control del tiempo, ya que te permite crear un temporizador que registra las horas y minutos. Podemos ponerle un nombre a la cuenta atrás para diferenciarla, lo cual es muy útil si tienes varios tipos de mascarillas. Las quirúrgicas duran unas 4 horas, bastante menos que las 40 horas de una FFP2 o las 48 de una KN95 (según la CAM).

Basta con crear un temporizador para cada tipo de mascarilla que utilicemos, adecuándolo a su duración. Podremos activar la cuenta atrás cuando salgamos de casa, pararla cuando volvamos y reanudarla cuando volvamos a salir. De esta manera, contabilizaremos perfectamente todo el tiempo de uso.

Como añadido, podemos reaprovechar los temporizadores manteniendo pulsada una alarma. Al hacerlo, el contador subirá indicándonos el número de veces que lo hemos utilizado.