La impresionante silla basada en el insecto con un aguijón venenoso pesa alrededor de 120 kilos. Se acomoda en seis poses distintas.

Puede ser una silla para gamers o también se puede instalar en el sitio de trabajo. Es aerodinámica y se ajusta con distintas poses a tu comodidad. Además tiene un peso poco convencional y va a ocupar un extenso espacio en tu oficia o en tu hogar. Estamos hablando de la impactante silla “escorpión” de Cluvens, un monstruo que se diseñó basado en el insecto de ocho patas que te pica con un peligroso veneno en su aguijón.

En primer lugar por el veneno no te vas a tener que preocupar. En el aguijón de esta silla lo que hay es un soporte para tener una pantalla principal. La misma puede soportar un monitor de hasta 49 pulgadas. En esta misma parte de la silla van el resto de las pantallas pequeñas que harán las actividades más interactivas.

El tema de las sillas gaming hipervitaminadas se está volviendo cada vez más loco si nos atenemos a este nuevo diseño no apto para todos los gustos. Se trata de la Cluvens Scorpion y, como su propio nombre indica, es un escorpión gigantesco que, además, se mueve. La pesadilla de muchos, seguro.

Tal y como podemos ver en la página oficial del producto, la Scorpion cuenta con un cockpit motorizado que le permite adoptar hasta seis posiciones distintas en función del ángulo al que queramos poner el monitor, que va sujeto en la cola del escorpión, y del ángulo del respaldo. Una de estas posiciones deja ambos ángulos a 20º y, según la documentación oficial, es la ideal para ver vídeos o dormir. Lo que no sé es quién querría echarse una siesta en un monstruo metálico como este.

Eso sí, incluye un par de funciones que suenan de lo más convenientes para descansar: la silla da masajes, lo cual suena bastante alucinante, y también es capaz de dar calor. A un precio de 3.299 dólares lo cierto es que es todo un detalle.

Por otro lado, el sistema permite montar un monitor curvo que puede ir desde las 19” hasta las 49” e incluso un sistema de tres monitores que pueden ser desde 21” hasta 29”. Vamos, que entre estas opciones más los ángulos y posiciones que es capaz de adoptar la silla, hay un poco para todos los gustos.

La Cluvens Scorpion se puede comprar ya por 3.299 dólares, como decíamos, y el envío se lleva a cabo entre 3 y 6 semanas después del pedido. Por lo visto es posible personalizar algunos elementos de la silla y en ese caso habría que sumarle entre 4 y 6 semanas más al tiempo de envío.