A medida que se acelera la industrialización mundial, las necesidades energéticas seguirán aumentando en el futuro. Por esto es tan importante desarrollar nuevas formas de generar energía verde.

Los científicos del instituto de investigación SRI International, con sede en California, se han comprometido a ayudar al mundo a satisfacer sus necesidades energéticas de una forma innovadora.

El instituto ha recibido recientemente una subvención de 4,2 millones de dólares durante tres años de la ARPA-E (Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada-Energía) del Departamento de Energía de Estados Unidos, en el marco de su programa SHARKS (Submarine Hydrokinetic And Riverine Kilo-megawatt Systems).

En colaboración con la Universidad de California, Berkeley, SRI usará la subvención para perfeccionar y demostrar su concepto de Manta.

El sistema de cometas subacuáticas de Manta aprovechará la increíble potencia de las mareas oceánicas y los ríos. Generará energía usando una cometa submarina para captar la fuerza de las corrientes de agua, de forma similar a una cometa aérea que se eleva con el viento.

El sistema Manta de SRI se basa en una cometa relativamente sencilla, con forma de manta, fabricada con materiales simples, como una espuma recubierta de polímero relativamente ligero y de bajo coste y fibra de vidrio.

La cometa se sujeta mediante un cable a un generador, que se ancla al fondo del océano o a un río en una zona con fuertes corrientes. El carrete de amarre está equipado con un motor eléctrico y un generador.

El cable de la cometa hace girar un generador que produce electricidad a partir de las corrientes de marea que puede almacenarse en una batería o alimentar directamente la red.

El mismo generador actúa como motor para volver a enrollar la cometa con poco esfuerzo cuando apunta al generador. La fase de repliegue requiere algo de energía, pero no tanta como la que genera el sistema. El objetivo de SRI es alcanzar una potencia media de unos 20 kW por cometa, suficiente para alimentar una docena de hogares.

El sistema de cometas está diseñado para que una o dos personas puedan usarlo fácilmente con una embarcación. El movimiento de la cometa también puede ajustarse fácilmente a los cambios estacionales o repentinos de la corriente para evitar tormentas, embarcaciones o animales. A diferencia de los rotores giratorios, las cometas suponen una menor amenaza para las criaturas marinas.

Además, en comparación con los sistemas que requieren turbinas rotativas rígidamente ancladas, el sistema de cometas submarinas de Manta es mucho más barato y fácil de instalar.

La pieza central del sistema, la cometa submarina, se puede enrollar simplemente cuando exista la posibilidad de que pueda interferir con las actividades humanas o la vida silvestre cercanas. Sin embargo, los diseñadores afirman que la ligereza de la cometa no debería suponer un gran peligro incluso cuando está en movimiento.

El objetivo del SRI es conseguir que esta tecnología tenga un uso comercial mediante la demostración de un sistema de energía de cometas adaptable al lugar. A través de Manta, el SRI mostrará la viabilidad de un sistema que produce un bajo LCOE (coste nivelado de la energía) mediante la generación eficiente de electricidad a partir de ríos y mareas.

 

Para contar con nuestros servicios en el área de Tecnología, solo debes visitarnos a través del enlace:

https://iamgbusiness.com