Las Stablecoins están experimentando meses de mucho auge con un crecimiento inédito dentro del mercado de las Criptomonedas. Entre el 20 de julio y el 31 de agosto la capitalización total de estas monedas ancladas al dólar pasó de unos 12.000 millones de dólares a más de USD 16.500 millones, algo que estaría influenciado por las finanzas descentralizadas (DeFi).

De acuerdo con un análisis de la firma CoinMetrics, la mayor expansión corresponde a Tether (USDT) con especial énfasis en sus versiones sobre Ethereum y Tron. Para el caso de USDT-ETH la capitalización pasó de unos 6 mil millones de dólares, a mediados de julio, a 8.740 millones de dólares al final de agosto; casi 50% más.

En el caso de USDT-TRX el crecimiento para esas fechas dio un salto de USD 2.885 millones a más de 4.000 millones de dólares. La capitalización de la primera versión de Tether, sobre Omni, se mantuvo estable en torno a los 1.335 millones de dólares en el período evaluado.

El empuje de las Stablecoin llama la atención porque es la primera vez que alcanza una capitalización tan alta. La subida se resume en un crecimiento del 33% al comparar las cifras del mercado en los últimos 40 días. De hecho, al dividir los 4.000 millones de dólares de aumento en ese período de tiempo da un promedio diario de unos 100 millones de dólares que han ingresado a este mercado.

Otra Stablecoin considerada en la métrica fue USDC que creció de 1.110 millones de dólares a USD 1.522 millones, un 40% más. El resto de la evaluación la completaron DAI (277 millones), PAX (USD 268 millones), BUSD (185 millones), HUSD (133 millones de dólares) y USDK (22 millones de dólares).

Las cifras evidencian que Tether se lleva el 85% del total del mercado de las Stablecoins con una capitalización de 14.000 millones de dólares entre sus tres versiones.

Las DeFi tras el crecimiento constante de las Stablecoins

Las DeFi han ganado popularidad (a pesar de sus riesgos) por la generación de intereses y préstamos rápidos. Muchas de estas aplicaciones son ofrecidas por servicios como los de Compound, Synthetix, Curve, REN, Balancer y Aave. Su funcionamiento ocurre sobre la blockchain de Ethereum en la que se promueven ganancias, pero en donde también pueden ocurrir grandes pérdidas.

Como ilustración se puede mencionar que las Stablecoins y las DeFi conforman un “matrimonio” para que las segundas funcionen. Es decir, el usuario emplea las Stablecoins para inyectar capital a una plataforma y generar una colateralización con otro token.

Los fondos ingresados por los operadores quedan bloqueados o en staking, lo que genera un aumento de capitalización en la plataforma utilizada por el usuario y de las Stablecoins en general. Al mantener sus posiciones el usuario puede obtener rendimientos o solicitar préstamos. Un ejemplo de estos casos es el de Compound que utiliza para estas operaciones DAI, USDC o Tether.

Existen diversas opiniones sobre cuántos millones de dólares están bloqueados realmente en las DeFi. Hay versiones que afirman que hay más de 6.000 mil millones, otros más conservadores lo ubican en unos 3.500 millones.

En cuanto a las Stablecoins en general, CriptoNoticias reportó en julio de este año que las monedas de este tipo estaban liderando el mercado de criptomonedas, según un reporte difundido por eToro. Además, desde el punto de vista regulatorio, el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) ya previó que las Stablecoins tendrán una adopción masiva en los próximos años.