Basado sobre la nueva plataforma e-TNGA co-desarrollada con Subaru, el Toyota bZ4X promete buen espacio interior, un sistema de tracción total que destacará en su segmento y carga solar.

El mundo de la automoción se esfuerza por sustituir todos los vehículos con motor de combustión por vehículos totalmente eléctricos. Hasta el momento no importa cómo te sientas al respecto con este tema, pues es un hecho que vendrán más vehículos eléctricos, y Toyota ha presentado un nuevo concepto de SUV eléctrico llamado Toyota bZ4X. 

El fabricante de automóviles dice que el vehículo es parte de su compromiso global con la neutralidad de carbono para 2050.

Toyota planea expandir su cartera de productos a alrededor de 70 modelos en todo el mundo para el año 2025. Ese número incluirá 15 vehículos eléctricos con batería nueva, siete de los cuales serán modelos bZ. Toyota dice que “bZ” significa más allá de cero.

Toyota también ha confirmado que tiene la intención de llevar la electrificación a su línea de camionetas, incluidos los sistemas de propulsión híbridos y completamente eléctricos.

¿Qué Características presenta el bZ4X?

El Toyota bZ4X fue desarrollado conjuntamente con Subaru y está construido sobre la nueva plataforma dedicada e-TNGA BEV. Toyota promete que el concepto integrará su legendaria calidad, durabilidad y confiabilidad a largo plazo combinada con la capacidad de tracción total por la que Subaru era conocido.

El vehículo tiene una distancia entre ejes larga con voladizos cortos que crean un diseño distintivo con mucho espacio interior.

Diseño Único y Cautivador

El interior es un diseño de concepto abierto destinado a mejorar la comodidad y la confianza del conductor en la carretera. Toyota dice que cada detalle del vehículo fue diseñado a propósito, incluida la ubicación de los indicadores sobre el volante para darle al vehículo una sensación de espacio mientras ayuda a aumentar la visibilidad para una conducción segura.

El nuevo SUV eléctrico de Toyota, sin embargo, ha sido presentado bajo la condición de un modelo conceptual, aunque, en base a lo convencional que resulta su diseño, se puede decir que los cambios que afrontará el modelo antes de su incursión en las líneas de producción serán abundantes.

El nuevo bZ4X muestra un volumen frontal mucho más alargado de lo que dejó entrever en las imágenes patentadas y en el teaser. Se trata de un SUV eléctrico del segmento D, y en base a ello muestra dimensiones relativamente voluminosas, aunque Toyota no las ha acotado.

Las líneas del Toyota bZ4X se muestran futuristas, pero no dejan de resultar familiares, pues no dejan de suponer un salto adelante conforme a los últimos modelos de la firma japonesa. Mientras que su frontal sí se vislumbra más novedoso, la trasera recuerda enormemente al otro SUV de la firma, el Toyota RAV4.

En la vista de perfil llaman particularmente la atención dos elementos. Uno de ellos es que han recurrido a un techo de tipo flotante, acabado en un tono negro, lo que le confiere cierto aire dinámico. El segundo elemento que llama la atención son sus pasos de rueda delanteros, están acabados en negro brillante y se extendienden desde el mismo frontal, donde hacen las veces de toma aerodinámica, envolviendo el grupo óptico delantero por su parte baja, y el mismo paso de rueda.

El habitáculo, en base a las imágenes desveladas por Toyota, se antoja enormemente funcional, al más puro estilo japonés. La consola central aglutina la mayoría de controles, con una ruleta tipo joystick para el selector de marchas de conducción, y un touchpad para controlar la enorme pantalla central. Debajo de ésta última quedan situados los controles de climatización y confort.

 

Para acceder a nuestros servicios relacionados con el área de Tecnología, debes hacerlo a través del enlace:

https://iamgbusiness.com