El próximo auto 100% eléctrico de BMW está saliendo de las líneas de producción de Dingolfing (Alemania), la mayor planta de producción del Grupo BMW en Europa. La producción del BMW iX se pone en marcha gracias a una inversión de más de 400 millones de euros en la fábrica.

El BMW iX xDrive50 tiene una autonomía de 600 kilómetros gracias a su batería de 100 kWh (WLTP). El BMW iX xDrive40 tiene autonomía por encima de los 400 kilómetros. Tiene una capacidad de carga máxima de 150 kW.

A pesar de la variedad de modelos que se producen en estas instalaciones -incluyendo modelos con motor de combustión interna y trenes motrices híbridos que se producen en la misma línea que el iX- Milan Nedeljković, el miembro del Consejo de Administración de BMW AG a cargo de la producción, afirma que el iX será uno de los modelos de mayor volumen que saldrá de la fábrica de Dingolfing el próximo año.

Además, en lo que respecta a los eléctricos, no sólo se produce el BMW iX en Dingfoling. BMW también produce en esa fábrica “el e-drive altamente integrado y la batería de quinta generación, así como el eje eléctrico completo. La capacidad de producción se ampliará sistemáticamente y, a partir de 2022, Dingolfing podrá producir e-drives para más de medio millón de vehículos electrificados“.

No hay duda de que BMW está marcando la diferencia con el iX. El comunicado de prensa señala que su “potencial de gases de efecto invernadero” es ~45% menor que el de un SUV comparable impulsado por combustibles fósiles.

El Grupo BMW ya ha conseguido reducir el consumo de recursos por vehículo producido a más de la mitad entre 2006 y 2020. Las emisiones de CO2 se han reducido aún más significativamente: hasta un 78%. El objetivo es reducir las emisiones de CO2 por vehículo producido en otro 80% para 2030.

El desarrollo de los empleados en toda la empresa se está orientando hacia la digitalización y la e-movilidad. Como parte de la mayor ofensiva de formación de la historia de la compañía, 75.000 empleados están siendo formados en futuras áreas de actividad.

El BMW iX no será un éxito de ventas en ningún país, sobre todo porque tiene un precio de venta bastante elevado, de 77.300 euros (91.716 dólares), pero debería encontrar un flujo constante de compradores con el paso de los años.

 

Para contar con nuestros servicios en el área de Tecnología, puedes solicitarlos a través del sitio web cuyo enlace es:

https://iamgbusiness.com