EEUU dice que China está armando un arsenal espacial capaz de destruir satélites enemigos por diferentes medios, incluyendo un robot para destrozarlos como en un desguace.

Foto: Lanzamiento de la nueva nave espacial secreta china

Lanzamiento de la nueva nave espacial secreta china

China acaba de lanzar una sonda al espacio diseñada para atrapar chatarra espacial, aunque en realidad su naturaleza real es secreta. Los expertos militares americanos afirman que, en realidad, es arma diseñada para agarrar y aplastar satélites enemigos. Como la compactadora en un desguace espacial.

El satélite chino se llama Shijian-21 y despegó desde el centro de lanzamiento de satélites de Xichang, en el sur del país. Según la compañía estatal china China Aerospace Science and Technology, su misión es “demostrar tecnologías que pueden aliviar y neutralizar desechos espaciales”.

China expande su arsenal espacial, dice el Pentágono

Sin embargo, como apunta el ‘Washington Times’, los militares norteamericanos no creen que el Shijian-21 tenga fines pacíficos. En declaraciones durante una comisión en el Congreso norteamericano, informa el diario, el general de la fuerza aérea James Dickinson y comandante del U.S. Space Command aseguró que esta máquina era parte del plan del país asiático para “asegurarse la superioridad en el espacio usando sistemas de ataque espaciales”.

Dickinson afirma que es parte de una serie de naves que cuentan con la capacidad de maniobrar cerca de otros satélites para agarrarlos y crujirlos con un brazo robot. Los americanos llevan vigilando estas máquinas desde 2013, cuando detectaron movimientos inusuales en tres satélites lanzados uno detrás de otro llamados Shiyan-7, Chuangxin-3 y Shijian-15. Este último fue el primero que detectaron con un apéndice robótico hasta ahora nunca visto.

Una imagen del nuevo brazo robot canadiense, mucho más amigable que el robot crujidor chino

    Una imagen del nuevo brazo robot canadiense, mucho más amigable que el robot crujidor chino

Según las agencias de inteligencia norteamericanas, son parte de un arsenal que China está poniendo en órbita y en bases terrestres con el objetivo de —llegado el momento— poder neutralizar la capacidad de los Estados Unidos de vigilar zonas de la Tierra en órbita o impedir que sus unidades militares puedan comunicarse.

A máxima potencia

Un día después del lanzamiento del Shijian-21, el presidente chino Xi Jinping dio un discurso en el que llamó a “abrir nuevos caminos” en el desarrollo de armas y equipamiento militar para las fuerzas armadas del país. Según él, China ya ha dado un gran salto en el desarrollo de estas armas, como quedó demostrado hace unos días con el lanzamiento de una bomba nuclear hipersónica y otros logros, como las supercomputadoras cuánticas o el avance en fusión nuclear. Pero quieren mucho más.

Obviamente, los chinos no son los únicos que están realizando este tipo de esfuerzos. Tanto los Estados Unidos como Rusia saben que el espacio será la clave en cualquier posible conflicto militar futuro. Sin embargo, China parece tener un plan muy concreto enfocado exclusivamente a asegurar su superioridad en el espacio. Xi y sus tecnócratas tienen muy claro que —en un futuro no muy lejano en el que las diferentes potencias y otras organizaciones como SpaceX se extiendan por otros planetas, lunas y asteroides— el espacio se convertirá en el próximo gran teatro estratégico. Quien lo domine tendrá el poder sobre todo el planeta y el sistema solar.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área de Catarra Industrial, Naval, Espacial, entre otras, solo debes visitar el enlace web:

https://disvenserca.com/