En el bloque de subastas se encuentran cuatro áreas con potencial polimetálico y cuprífero en los departamentos de La Guajira y Cesar, en el norte del país.

Juan Durán, presidente de la agencia minera ANM, dijo que la subasta sería flexible, transparente y competitiva.

El proceso de inscripción para inversores y mineras comenzó este mes. Las autoridades analizarán factores como la liquidez, la participación en programas exploratorios y el endeudamiento, así como consideraciones relacionadas con las prácticas ambientales, sociales y de gobernanza (ESG).

Como parte del proceso licitatorio, los participantes tendrán la oportunidad de mejorar las ofertas iniciales que presenten.

Las autoridades han emprendido un trabajo inicial de consulta a las comunidades locales como parte de la ronda y establecieron una sala de datos virtual para proporcionar material que cubra tanto el potencial mineral como el ámbito socioambiental.

Colombia está trabajando para diversificar su sector minero, enfocado principalmente en aumentar la producción de cobre, metal clave en la transición energética. Diversos geólogos coinciden en que el país tiene potencial cuprífero.

El ministro de Minas, Diego Mesa, dijo que el cinturón de cobre —que explotan Chile, Perú y Panamá— también pasa por zonas de Colombia.

Agregó que se necesita inversión para aprovechar esta riqueza mineral en beneficio del país y del resto del mundo.

“Colombia tiene un gran potencial de hacer una transición hacia minerales metálicos porque la transición energética, que hoy avanza a pasos acelerados, depende también de la diversificación de la canasta minera”, señaló Mesa.

El presidente Iván Duque indicó en el evento que Colombia aspira a convertirse en el tercer mayor productor de cobre de América Latina, después de Chile y Perú. Colombia tendría que desplazar a México, actualmente en tercer lugar, que produjo 690.000t en 2020, según datos del Servicio Geológico de Estados Unidos. El año pasado Chile explotó 5,7 millones de toneladas (Mt) y Perú, 2,2Mt.

América Latina produjo alrededor de 9,5Mt de metal rojo en 2019, casi la mitad de los 20,5Mt explotados en el mundo ese año.

“Estamos abriendo una gran oportunidad para Colombia que nos llevará a consolidarnos como un país minero con una actividad sostenible y competitiva durante los próximos años”, indicó Duque.

Actualmente Colombia tiene una operación de cobre, la mina El Roble, en manos de la compañía canadiense Atico. La mina, emplazada en el departamento de Chocó, produjo 20,6 millones de libras (9.344t) el año pasado, 22% más que en 2019.

Evaluaciones recientes de Atico han identificado mineralización de alta ley inferior a los niveles de producción más bajos de El Roble y definido reservas probadas y probables por 1Mt con una ley de 3,02% de cobre y 1,76g/t de oro.

El país también alberga dos grandes proyectos cupríferos que, en conjunto, podrían superar las 400.000t/a.

Las dos mayores exportaciones mineras de Colombia son el carbón y el níquel. La explotación de oro y esmeraldas también son segmentos clave.

El proceso de concesión comienza pocos días después de que el país fuera clasificado como la segunda jurisdicción minera más atractiva de América Latina en la encuesta anual a empresas mineras 2020 del Instituto Fraser, detrás de la provincia argentina de Salta.

 

Para solicitar nuestros servicios relacionados con las áreas de Minería, Commodities, Chatarra Industrial, Chatarra Amarilla, entre otros, puedes hacerlo a través del enlace:

https://disvenserca.com/productos-y-servicios