La metodología de ahorro fue promovida por Usaid, a través de su programa Iniciativa de Finanzas Rurales (IFR).

La Fundación Colombo-venezolana Nueva Ilusión convocó a mujeres, hombres y adolescentes, colombianos y migrantes venezolanos, residentes de los municipios de Cúcuta, Villa del Rosario y los Patios, para conformar 16 grupos de ahorro local con el objetivo de promover la cultura del ahorro, la educación financiera y la integración.

Haciendo uso del voz a voz, de mensajes en las redes sociales de la fundación y con la ayuda de diferentes líderes en los territorios se hizo la convocatoria para conformar estos grupos de ahorro con aproximadamente nueve integrantes.

En total, 157 personas fueron vinculadas en Norte de Santander en la metodología de ahorro promovida por la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), a través de su programa Iniciativa de Finanzas Rurales (IFR), consiguiendo ahorrar conjuntamente $18.373.350.

Método

Usaid entrenó a un grupo de cuatro facilitadoras de Nueva Ilusión para transferir a las comunidades la metodología de los Grupos de Ahorro Local con la que es posible no sólo ahorrar grupalmente, sino también obtener recursos mediante un fondo de actividades y contar, además, con un fondo de solidaridad.

Otra de las ventajas de este proceso es que la población vinculada en él fue capacitada en temas de empoderamiento, liderazgo, trabajo en equipo y educación financiera. Asimismo, las personas quedaron vinculadas a una entidad financiera formal y con tarjetas débito para manejar sus recursos.

A través de las reuniones periódicas de estos grupos, se dieron a conocer métodos prácticos para ahorrar y también se hicieron actividades de emprendimiento para obtener recursos adicionales.

Lea aquí: Cancelarán citas a migrantes que no culminen registro del RUMV

“Los participantes de estos grupos además de adquirir habilidades en educación financiera, refuerzan valores como la responsabilidad, honestidad, unión y empoderamiento. La enseñanza esencial fue poder ahorrar con disciplina y hacer, la vez, actividades que generen ganancias”, comenta Patricia Salguero, representante legal de Nueva Ilusión.

Las ganancias obtenidas por cada uno de los grupos, una vez finalizan su ciclo de ahorro son utilizadas con un propósito especial por cada uno de sus participantes, que en esencia buscan el mejoramiento de su calidad de vida.

Voces del ahorro

Andrea Serrano, madre de tres hijos, mujer pujante y de las que les salen adelante, se sumó a los Grupos de Ahorro Local. “Empecé con esta iniciativa invitada por quien fue mi facilitadora. Ella me motivó de una manera muy amena para que por medio de actividades ahorrara y lo hiciera con un firme propósito. Mi meta era comprar una máquina de coser y lo pude lograr; gracias a este proyecto ahora puedo emprender un nuevo trabajo”, comparte Andrea.

En su grupo local de ahorro y para obtener ganancias conjuntas adicionales vendieron donas, pasteles, obleas, tortas, arroz de leche e incluso hicieron rifas.

Por su parte, María Rivera Moreno, mujer venezolana que participó en otro de los grupos de ahorro comenta que “gracias a este proceso ahora tengo la oportunidad de ser una gran emprendedora y dar lo mejor de mí con eficiencia, puntualidad, responsabilidad y honestidad. Con lo que logré ahorrar semanalmente y las ganancias que tuve a partir de las actividades realizadas, hoy tengo mi propio negocio en venta de hielo y gelatinas, que me permite tener un ingreso para solventar mis necesidades”.

María agrega que se siente agradecida por vivir en Cúcuta, ciudad que la ha acogido. “Es una bendición encontrar organizaciones y personas que se interesan en nuestro bienestar y en darnos la oportunidad de formar parte de sus proyectos”, concluye.

Emprendimiento de migrantes.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área de Emprendimiento, solo debes dirigirte al enlace web:

http://emprenderte.org/