Revisa aquí los indicadores que debes conocer para verificar que tu emprendimiento se tenga finanzas saludables.

Los emprendedores necesitan hacer periódicamente un chequeo para mantener la estabilidad de sus negocios. | Fuente: Andina

En el 2020 se crearon más de 235 mil emprendimientos, mientras que otros negocios luchaban por sobrevivir en medio de la crisis económica.

Para mantener a flote estas empresas es necesario revisar cómo se encuentra su salud financiera y cómo hacer la más rentable y productiva.

¿Qué debemos tener en cuenta para medir la salud financiera de nuestros emprendimientos?

De acuerdo con Experian Perú, los empresarios deben basarse en cuatro tipologías: Liquidez, actividad, rentabilidad y endeudamiento.

“El negocio, al igual que una persona, debe hacer uso del dinero de una forma responsable y evitar asumir compromisos por encima de la capacidad de pago. La educación financiera es fundamental para que todos podamos gestionar con eficiencia nuestros emprendimientos, negocios o procesos de inversión y de esta manera analizar correctamente el estado de su salud financiera”, sostuvo la Head Middle Office de Experian Perú, Marcela Pinzon.

1. Indicadores de Liquidez:

Según indican, una de las razones por las que algunas empresas no logran cumplir con sus compromisos de pago es el no contar con la liquidez necesaria para cubrir sus obligaciones.

Para ello, es es importante identificar los activos corrientes y los pasivos corrientes:

Los activos corrientes son materias primas, deudas de clientes, dinero en efectivo, inventario, terreno, patentes, etc. Mientras que los pasivos son impuestos, cuentas por pagar, proveedores, deudas con bancos o tercero, etc.

2. Indicadores de Actividad:

El objetivo de este indicador es identificar si se presenta eficiencia o no en la cobranza, pues de lo contrario se podría tener problemas de liquidez. La operación es la siguiente: Ciclo de conversión de efectivo = Rotación cartera (días) + Rotación inventario (días) – Rotación proveedores (días).

La cantidad de días en las que la empresa tarda en recuperar su inversión es el ciclo de conversión de efectivo.

La rotación de cartera es el tiempo que tarda la empresa en recaudar el dinero que le adeudan terceros; la rotación del inventario es la cantidad de veces que el inventario se vende o se consume al año; y la rotación de proveedores es el tiempo en que se requiere realizar el pago a los proveedores.

3. Indicadores de Rentabilidad:

Para saber cómo va el desempeño de la economía debes calcular las ganancias antes de intereses e impuestos o EBITDA.

La operación Ingresos – costos – gastos se usa para calcular cuánto dinero le queda a la empresa una vez se descuentan costos y gastos operacionales. Entonces, si una empresa tiene un EBITDA mayor a 0, significa que tiene utilidad.

4. Indicadores de Endeudamiento:

Esto sirve para analizar la capacidad que tiene la empresa para pagar las obligaciones financieras, en una determinada cantidad de períodos.

La operación para calcular esto es Deuda/EBITDA = Obligaciones financieras/ (EBITDA x períodos en el año).

Según indican, si el resultado de la operación financiera es superior a 3.5 se interpreta que la empresa tiene una baja capacidad de pago.

 

Para contar con nuestros servicios del área de Emprendimiento, solo debes ingresar al enlace:

https://emprenderte.org