Hay muchas variables que determinan el éxito de un negocio. La innovación, el costo, el público objetivo, el lugar y el momento en que se desarrolle, la suerte y mil opciones más. Pero hay una muy importante que quizás no se toma en cuenta y que es primordial a la hora de emprender: el «Reset».

El «Reset» consiste en desconectarse. Sabemos que el mundo laboral es cada vez más competitivo y complejo y por eso términos como «burnout» y «estres laboral» comienzan a ser comunes. Los trabajadores están renunciando a sus empleos debido a estos fenómenos y están huyendo a otras opciones para generar ingresos.

Pero un emprendedor no puede renunciar. Por el contrario, se le pide que dé el doble y apueste todo para sacar adelante su proyecto. Sin embargo una desconexión no solo es necesaria, sino vital para sí y para su negocio.

El estrés es una enfermedad real, el agotamiento mental existe y aunque no hay cifras oficiales sobre este tipo de padecimientos en emprendedores, sí es cierto que los hombres y mujeres en general cada vez los sufren más.

Particularmente, los emprendedores tienen sobre sí la presión de que sus resultados les afectarán directamente. Un fracaso puede resultar tan frustrante como educativo, pero mientras se alcanza esa etapa de aprender de los errores, mayormente habrá frustración, estrés y desesperación.

Por eso, antes de llegar a la etapa de resultados vale la pena probar un «Reset». Hacer una pausa de las preocupaciones, las cifras, los detalles. No necesariamente se trata de tomarse unas vacaciones y «abandonar el barco a su suerte», más bien es hacer una pausa, desviar la atención a otros temas y poner la mente en paz.

Cada día hay más estudios que recomiendan descansar y desconectar, especialmente del proyecto de negocio. Grandes emprendedores del mundo como Tim Cook, Jeff Bezos o Bill Gates practican momentos de desconexión en los que se dedican a la meditación, el deporte o la lectura.

Precisamente, una de las mejores maneras de hacer «Reset» es consumir contenidos diferentes a los del día a día del emprendimiento. Leer libros de otras temáticas, ver películas solo por entretenerse y desconectarse de las redes sociales que usualmente se utilizan para el negocio.

Quizás durante tu emprendimiento te estas sintiendo agobiado, frustrado, desconcentrado y sin encontrar la solución a ese problema que no te deja avanzar. Tal vez es este el momento perfecto para desconectarte, probar hacer un ‘reset’ que te ayude a coger impulso de nuevo. Nunca se sabe donde y cómo puedas encontrar la respuesta a ese algo que hará despegar a tu negocio.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área de Emprendimiento, solo debes dirigirte al enlace web:

http://emprenderte.org/