Se trata de transferencias digitales en minutos que gracias a la tecnología permiten poner la plata en una cuenta bancaria o en un otros puntos de pago cercanos a los familiares que reciben el dinero. Mejoraron el acceso y la facilidad de uso tanto para los remitentes como para los destinatarios. Billetera digital multidivisa y su tarjeta de prepago, las ideas que ya vienen.

Tomas Bercovich, fundador de Global66, dice que "a dos años y medio de nuestro punto de partida somos un equipo de más de 200 personas impulsadas por el propósito en ocho países diferentes".

Tomas Bercovich, fundador de Global66, dice que «a dos años y medio de nuestro punto de partida somos un equipo de más de 200 personas impulsadas por el propósito en ocho países diferentes».

¿Qué es Global66? Ellos responden así: “Global66 es una startup fintech latinoamericana de servicios financieros que ofrece, como servicio principal, envíos internacionales de dinero de bajo costo a más de 55 destinos de forma rápida, sencilla, transparente y 100% digital. La compañía cuenta con operaciones en más de ocho países, incluyendo Chile, Colombia, Perú, Argentina, Brasil, México, Ecuador y España”. Y uno de sus fundadores, Tomas Bercovich, cree que están en la capacidad “de conectar financieramente a al menos 100 millones de personas y 10 millones de PYMES”.

Por eso ante dicha presentación y con una meta de esa tamaño, Bercovich detalla en 23 preguntas para emprendedores y sus emprendimientos, qué hay detrás de la idea que ya opera formalmente en Colombia y que hace parte de toda la movida financierotecnológica que se está desarrollando en el mundo.

1. ¿Cuántos años tengo? ¿Qué estudié?

Tengo 38 años y estudié ingeniería industrial en la Pontificia Universidad Católica de Chile. Luego hice parte, en el 2012, del programa de Entrepreneurship and Competitiveness for Latin America en Columbia University.

2. ¿Cuál fue mi idea y cuándo nació? ¿Qué fue lo que creé?

La historia de Global66 comienza hace muchos años, podría decirse que desde que mi socio Cristóbal Forno y yo éramos unos niños. Desde los 11 años yo siempre he trabajado como vendedor, DJ e incluso camarero. Por su lado, Cristóbal ayudaba desde muy chico a su padre en los cultivos en el campo. Ambos con un mismo objetivo en común: hacer felices a los clientes. Desde entonces hemos estado empezando, dirigiendo, empujando y ayudando a empresas que quieren marcar la diferencia y realmente impactar en la vida de las personas. Nos impulsa el espíritu empresarial, la innovación y el poder de la tecnología para hacer más fácil la vida de las personas, más económica, más simple. Mejor.

Con Cristóbal nos conocimos en Columbia Business School en 2012. Allí nos hicimos socios y amigos. Unos años más tarde, Cristóbal recibió el reto de alguien importante de utilizar sus habilidades para tener un gran impacto en el mundo. Tras un viaje a Londres, uno de los hubs fintech más importantes del mundo, volvió asombrado de cómo el poder de la tecnología estaba cambiando la vida de la gente financieramente en Europa y fue allí cuando me invitó y ambos nos mudamos a Londres con nuestras familias (de hecho, mi hija mayor, Pipa, nació allá) con la idea de construir un mercado financiero para América Latina.

Allá intentamos asociarnos con importantes empresas de fintech en Europa y muchos nos cerraron las puertas. No éramos nadie y no sabíamos nada. Así que decidimos aprender. Con tres personas empezamos un MVP llamado transferenciaperu.com. Sólo un corredor: Chile a Perú. Aprendimos. Creció. Empezamos a construir infraestructura en toda Latam. Finalmente conseguimos una asociación y lanzamos Global66.com en diciembre de 2018.

3. ¿Cómo logré hacerla realidad y llevarla a los hechos?

Justamente, luego del primer MVP que se llamaba transferenciaperu.com, nos dimos cuenta de que la gente confiaba y necesitaba de un producto como el nuestro. Una vez conseguimos la asociación, empezamos a expandirnos rápidamente, buscando talento en diferentes partes del mundo y apostándole a crecer rápidamente.

Los productos financieros son complicados. Creemos que las personas adineradas y las grandes empresas están muy bien atendidas por las compañías financieras tradicionales; buen acceso, bajos costos, muy buen servicio y muchas ventajas. Las personas con menos ingresos y las pymes lo tienen más difícil. Muchas veces no es fácil tener acceso a los servicios financieros, es caro y no es muy fácil conseguir un buen apoyo. Global66 existe con el propósito de influir en las personas y las empresas. Está en nuestra esencia: simplificar los procesos generando servicios de menor costo y más transparentes, conectando y facilitando la vida en el mundo financiero.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área de Emprendimiento, solo debes dirigirte al enlace web:

https://emprenderte.org/