Data, Fan Engagement y Edificios Inteligentes, los 3 Vértices del Blockchain en el Deporte

El mundo del deporte ha encontrado en el Blockchain un aliado estratégico en su viaje hacia la Digitalización.

¿Podrán decidir los aficionados el futuro equipo de un jugador de la NBA? ¿Y los clubes de fútbol premiar la fidelidad de sus fans con dinero electrónico tokenizado? La simbiosis entre deporte y Blockchain augura una respuesta afirmativa en ambos casos, y apunta a nuevos ecosistemas de comunidades digitales que ya están cambiando los modelos de negocio de la industria deportiva.

La tecnología basada en la cadena de bloques ofrece múltiples casos de uso en el deporte profesional. Algunos ya se han implantado con éxito, como la Tokenización de los clubes, y otros, como el control del análisis Antidoping o la financiación de futuras estrellas del deporte, ya están dando los primeros pasos. Como en toda tecnología, uno de los principales desafíos del blockchain es conseguir que las ideas de negocio que se plantean sobre el papel tengan un impacto real.

Roberto Fernández Hergueta, Global Head of Digital Ecosystems de Everis.
Roberto Fernández Hergueta, Global Head of Digital Ecosystems de Everis.

«Cuando intentas buscar casos de uso de una tecnología, a todos se nos ocurren aplicaciones que en teoría pueden funcionar. Lo complejo es que tengan penetración en la vida real, porque eso implica la convergencia de distintas tecnologías«, explica Roberto Fernández HerguetaGlobal Head of Digital Ecosystems de la consultora tecnológica Everis, en una entrevista con EXPANSIÓN. «Hay ideas innovadoras para esponsorizar a los deportistas jóvenes y financiar su carrera profesional a cambio de repartirse unos beneficios a posteriori con su futuro rendimiento en un marco más profesional. Todo esto es muy innovador, pero también muy académico», valora el experto.

Tres vértices del Blockchain

La industria deportiva trabaja en tres vértices digitales para implementar el uso de esta tecnología en sus negocios: el Análisis de Datos de los atletas, el Fan Engagement y el desarrollo e implantación de Edificios Inteligentes. «Las entidades deportivas trabajan en el domino del análisis de datos que pueden recabar de los atletas. Esos datos se usan para mejorar la performance del deportista y tener mejores interpretaciones de su rendimiento», explica Fernández Hergueta. No obstante, el aspecto del Blockchain que más aplicaciones puede tener en la industria deportiva es el relacionado con nuevos canales digitales para la comunicación. «Las entidades deportivas disponen de muchos canales para conectar con su masa social y desarrollar experiencias más personalizadas«.

La NBA, un Referente

La NBA es una de las competiciones que más iniciativas promueve relacionadas con el Blockchain. «El modelo americano aprovecha el marketing y pone a sus estrellas a disposición de la audiencia a unos niveles que en Europa nos llama la atención. Aquí hay una distancia mucho mayor entre la estrella y el aficionado. En esta situación de falta de ingresos y de bajada de beneficios por la Covid, los clubes deberían buscar este tipo de fórmulas para obtener nuevas vías de ingresos», señalan desde Everis. Los Kings de Sacramento son un referente a seguir en este aspecto.

Subastas de equipación en tiempo real

A principios de 2020 los Kings lanzaron su propia plataforma de subastas en directo para que los fans pujen durante los partidos por la equipación que los jugadores llevan durante ese encuentro. Para esta iniciativa el equipo de la NBA se ha asociado con la empresa de BlockchainConsenSys, que mediante la cadena de bloques garantiza la autenticidad de las prendas subastadas. Teniendo en cuenta que el Merchandising deportivo mueve 5.400 millones de dólares al año en EEUU, contar con plataformas de Blockchain que garantizan los estándares de certificación -algo que ahora mismo no tiene la industria deportiva-, supone una oportunidad para incrementar el negocio y luchar contra el mercado de ropa falsificada.

El Blockchain también genera nuevos modelos de fidelización, comunidades digitales y modelos de ingresos. Uno de ellos es el de las representaciones digitales. «Este es un aspecto especialmente interesante para la comercialización de Merchandising o coleccionables relacionados con los deportistas, porque la cadena de bloques permite garantizar la autenticidad de esas piezas de colección, evitando posibles fraudes».

TopShop es un buen ejemplo de ello. Su modelo de negocio se basa en coleccionar jugadas de baloncesto en vídeo. Los usuarios pueden comprar tokens de edición limitada (Premium Packs), que incluyen vídeo y estadísticas de un evento, y que se venden a 24 dólares cada uno. De esta forma, pueden coleccionar momentos destacados de la historia del baloncesto en formato digital.

El pasado 1 de octubre NBA TopShot, propiedad de la empresa Dapper Labs, abrió su versión beta a todos los públicos y se convirtió en la primera aplicación de coleccionables basados en Blockchain que se lanza en la Samsung Galaxy Store. Los 17.000 usuarios que logró NBA TopShop en su versión beta cerrada compraron unos 43.000 paquetes de tokens, generarndo ingresos por valor de 2 millones de euros. Hasta la fecha se han negociado unos 10.500 tokens. El más caro fue un «Lebron James Cosmic Drunk», que cambió de propietario por 5.200 dólares. «Este modelo genera un mercado digital o marketplace donde los aficionados coleccionan y comparten esos momentos. Así se genera una nueva comunidad, orientada al basket, que usa la tecnología Blockchain«.

Contratos Tokenizados

El jugador de los Brooklyn NetsSpencer Dinwiddie, lanzó este año un bono basado en su propio contrato para convertirlo en un vehículo de inversión tokenizado, respaldado por parte de los más de 34 millones que los Nets le pagarán durante sus tres años en el equipo. El jugador tenía previsto vender 90 tokens SD26 y recaudar 11,1 millones de euros en un plazo de dos meses. Finalmente su proyecto no tuvo éxito (solo vendió 9 tokens, consiguiendo una recaudación de 1 millón de euros), pero fue pionero en el mundo del deporte profesional.

Tras esta iniciativa, el jugador creó Calaxy, una aplicación basada en tecnología Blockchain en la que creadores e influencers pueden vender tokens respaldados por la criptomoneda ChaiLink. Al comprar esos tokens, los usuarios puede adquirir interacciones con la red de creadores de Calaxy (participar en un campamento de baloncesto virtual o en un chat online con Dinwiddie, por ejemplo), y especular sobre el valor futuro de esos tokens, algunos de los cuales generarán dividendos.

Promotor incansable de las criptomonedas en la NBADinwiddie también ha ofrecido a los aficionados la oportunidad de elegir cuál será su futuro equipo cuando venza su contrato con los Nets. A través de la plataforma de crowfundingGoFundMe, Dinwiddie lanzó una campaña para recaudar 2.625,8 bitcoins (unos 43,7 millones de euros). En caso de alcanzar esa cifra, el jugador dejaría en manos de los inversores su futuro profesional, comprometiéndose a firmar un año de contrato con el equipo que los usuarios decidan. Si no llega a su objetivo, Dinwiddie ha dicho que donará todo el dinero a causas sociales.

Tokens de clubes de fútbol en Binance

El fútbol es otro de los deportes que ha abrazado con entusiasmo la tecnología blockchain, adentrándose en el mundo de las divisas digitales. La plataforma internacional Binance, una de las más importantes del mundo en la operativa con criptomonedas, acaba de firmar un acuerdo con el Paris Saint-Germain y con la Juventus para llevar los tokens de ambos clubes a su plataforma. Franceses e italianos los lanzaron a través de la plataforma Socios y su mercado de tokens deportivos, Chilliz Exchange. Antes de operar directamente en Binance, los tokens #JUV y #PSG pasarán por Binance Launchpool para un proceso previo de farmeo, esto es, ganar nuevos tokens con los de Juventus y PSG como paso previo antes de que estos sean listados en Binance.

El binomio deporte y tokens puede generar importantes sinergias, pero también riesgos, más aún cuando se trata de activos digitales complejos asociados a criptodivisas. «Cuando hablamos de nuevos conceptos como este, uno de los retos, sobre todo desde la educación financiera, es capacitar a las audiencias. Las legislaciones son a veces un poco conservadoras y nos quedamos en lo estético y en lo práctico, pero no visionamos el fondo», señala Fernández Hergueta.

Estadios Inteligentes

Las innovaciones digitales que lleve a cabo el Real Madrid en el estadio Santiago Bernabéu podrían abrir la puerta a acuerdos comerciales con empresas de Blockchain para permitir a los abonados tokenizar su asiento. «El club puede jugar con esos conceptos para crear modelos más tecnológicos y automáticos», apuntan desde Everis.

Además de automatizar procesos, como la venta de entradas, también se podrá medir la lealtad del aficionado y recompensarle con descuentos, que pueden ser en forma de dinero tokenizado. «Cuando los bancos centrales vayan abordando el euro digital, se podrán hacer cosas muy interesantes.

Se podrá cambiar, incluso, la complejidad de ser socio de un club durante un año, creando modelos más esporádicos de relación, que ahora se quedan muchas veces en un simple carnet de aficionado que te ofrece algún descuento», anticipan desde la consultora.

 

Para contratar nuestros servicios del área de Criptoeconomía, Blockchain, entre otros, puedes solicitar nuestros servicios por el enlace:

https://bitnessclub.com

A %d blogueros les gusta esto: