Solo tres meses después de una decisión histórica que declaraba que el trading de activos digitales está permitido por la ley islámica, los eruditos religiosos en Malasia dicen que las criptomonedas tienen proyección como inversión.

La Reserva de Malasia informó que el Dr. Modh Daud Bakar, presidente del Consejo Asesor de la Sharia de la Comisión de Valores de Malasia (SC), dijo que las criptomonedas tienen un gran potencial, pero la adopción en el país enfrentó desafíos debido a la falta de comprensión sobre la clase de activos.

Hablando en la SCxSC Fintech Conference 2020 en Kuala Lumpur el 6 de octubre, dijo que solo el 2% de los malasios tiene algún conocimiento sobre las criptomonedas. Bakar dijo que, debido a que las criptomonedas no se consideraban moneda de curso legal según la ley religiosa, pueden tratarse como un commodity, siempre que no estén respaldadas por «artículos ribawi», sustancias que deben intercambiarse en igual medida como el oro y la plata.

“Es un medio de intercambio, y no podemos evitar que la gente [use] commodities como medio de intercambio. Es tan bueno como comprar un billete electrónico o commodities en el mercado».

“[La aceptación de activos digitales] puede abrir muchas áreas interesantes en Malasia, en las que las criptomonedas pueden considerarse activos de inversión donde las personas pueden comprarlas y guardarlas para negociarlas”, dijo Bakar. «El potencial de esta moneda es tan grande como viene con la creciente economía digital del mundo».

La cuestión de si las criptomonedas están permitidas según el Islam todavía se está debatiendo, pero en 2018 un asesor de una firma FinTech de Indonesia declaró que Bitcoin era «generalmente permisible» según la ley de la Sharia. Antes de esa decisión, el director ejecutivo de la empresa, Matthew Martin, le dijo a Cointelegraph que era más probable que las criptomonedas fueran permisibles según la ley islámica que las fiduciarias, debido a que se basaban en pruebas de trabajo, en lugar de deudas.

Los Consejos Asesores de la Sharia son normalmente la autoridad que supervisa la implementación de las leyes islámicas en el funcionamiento de las instituciones financieras islámicas. En julio, el consejo de Malasia declaró que el trading de activos digitales estaba permitido de acuerdo con la ley islámica.

«Esto ha abierto oportunidades para aprovechar las criptomonedas como un commodity o como una inversión en una empresa», dijo Bakar.

Dado que más del 60% de las personas en el país practican el Islam, las empresas de criptomonedas tienen la oportunidad de dar la bienvenida a más traders musulmanes al espacio de activos digitales. El país tiene actualmente tres exchanges con licencia, incluidos Luno Malaysia, Tokenize Malaysia y Sinegy Technologies. Binance actualmente no tiene autorización para operar en el país, pero admite el Ringgit de Malasia.