No fue necesario un estudio de mercadeo. Tampoco hubo una estrategia de marketing y no se requirió una alta inversión en publicidad para que la marca Juan Becerra lograra, en apenas tres días, vender lo que generalmente habría tardado un mes, un hito para un emprendimiento que hasta hace unos días era desconocido para muchos.

Fue gracias a dos jóvenes, en medio de un reto de Tik Tok, que la marca, dedicada a la venta de accesorios como correas, maletines, medias, gorras y camisetas, entre otros, se convirtió en tendencia en Colombia y entró en el radar de posibles compradores.
“Nosotros estábamos tranquilos, un día normal en Juan Becerra, cuando nos empiezan a escribir nuestros amigos a decirnos que éramos tendencia en redes sociales por unas niñas que estaban haciendo un reto al que llamaron el ‘rolo básico’. Ellas decían ‘dedos abajo o dedos arriba’ si algún día habían usado nuestros productos en alusión a qué tan rolos eran sus seguidores. Nos podían al mismo nivel de marcas como Polo o Ralph Lauren, lo que rápidamente despertó el interés de la gente, que comentaba que ‘quién es Juan Becerra’, que ‘por qué nombran a Juan Becerra’… Esto llevó a que se hicieran memes y una serie de contenido tratando de resolver quién era Juan Becerra. Fue ahí que, aprovechando un poco la situación, hablamos con las niñas e hicimos toda una campaña alrededor de este ‘boom’”, le contó a Portafolio Juan David González, cofundador de la marca.

Gracias a este ‘juego de niñas’ la compañía alcanzó ventas históricas y reconocimiento nacional, algo que en la mayoría de casos toma años y grandes inversiones.

‘¿Y QUIÉN ES JUAN BECERRA?’

Según explica González, Juan Becerra es una marca fundada hace cuatro años por él y por Antonio Becerra.

“Juan Becerra es la unión de mi primer nombre y el apellido de mi socio. Un día a mí se me quedó una correa y fue ahí cuando se me ocurrió la idea de hacer una marca de accesorios, que empezamos a desarrollar junto con mi socio”.

Cuenta González que el objetivo fue, y sigue siendo, vender un producto de alta calidad y diseño, pero asequible para jóvenes de colegio y universidades que puedan comprar los productos con el ahorro de su mesada y la plata de las onces.

En sus cuatro años de historia, la marca pasó de vender correas a ofrecer un portafolio más amplio de productos y a aumentar su fuerza de trabajo.

Según explica González, la tendencia que se creó en redes sociales reajusta un poco la estrategia que tenían, que ahora se enfocará en potencializar esa escenario. Para ello, invitaron a las jóvenes del Tik Tok, para que sean embajadoras de la marca.

“Si lo hubiéramos planeado no habría salido tan bien como salió. Fue algo orgánico y genuino y ahí radica su éxito”, explica González, quien asegura que las redes sociales pueden ser un instrumento clave para las empresas, tal y como ocurrió con la suya.

 

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área de Emprendimiento, solo debes dirigirte al enlace web:

https://emprenderte.org/