«Una de las cosas que hemos aprendido en estos últimos dos años, es que hoy la internacionalización debe ser un imperativo para aquellos emprendimientos con potencial escalable, sobre todo para aquellos con base científico tecnológica».

Mientras vivimos en un contexto incierto con una crisis económica mundial, y en el caso de Chile con definiciones como el cuarto retiro que mantienen en alerta a los inversionistas, hay otras noticias positivas que resaltan cada vez más seguido: aquellas relacionadas con emprendimientos que están escalando a nivel mundial.

Esto se puede explicar porque las crisis económicas tienden a incentivar el desarrollo de la innovación y nuevas tecnologías en búsqueda de una nueva forma de hacer las cosas. También, porque la transformación digital a la que se vieron forzadas las empresas tradicionales producto de la pandemia, ha fomentado el uso de tecnologías o modelos de negocios que estaban en desarrollo, incluso en etapas iniciales.

Celebramos, por ejemplo, el éxito de NotCo y Cornershop como nuevos unicornios nacionales, grandes levantamientos de capital de empresas como Betterfly, Buk, Zippedi y Phage Lab (por nombrar algunos) con reconocidos fondos de inversión extranjeros que están poniendo los ojos en Chile porque saben que aquí hay talento.

Son historias que evidencian que los emprendedores están siendo y serán claves para la reactivación, que a través de la tecnología están avanzando hacia modelos más productivos, sostenibles, seguros, y con menor costo, y que están movilizando el empleo, atrayendo capital extranjero y a su vez incentivando el desarrollo de la innovación.

En ese sentido, una de las cosas que hemos aprendido en estos últimos dos años, es que hoy la internacionalización debe ser un imperativo para aquellos emprendimientos con potencial escalable, sobre todo para aquellos con base científico tecnológica.

Pero ¿Por qué las startups y scaleups deberían optar por internacionalizarse? Hay muchas razones: para maximizar el impacto de su producto o servicio, para potenciar el valor de la marca, para diversificar riesgos, abrirse a nuevos aprendizajes, atraer capital y talento global, entre otros. Pero en este contexto, a esas razones se suma el rol que están teniendo los emprendedores para posicionar el liderazgo y la imagen de Chile en el mundo.

Hay que tener en cuenta que el boom de la inyección de capital de riesgo extranjero en empresas chilenas, muestra que la innovación local es de carácter global, con clientes globales y calidad global. Es decir, un inversionista extranjero no va a invertir en una empresa chilena, sólo para que venda en Chile, sino porque ve su potencial en otras naciones, lo que ayuda a diversificar la imagen de lo que entrega Chile al resto del mundo como país y, además, a posicionar el talento chileno en el mercado internacional.

Aunque celebramos el avance en estos últimos años, este escenario también nos deja grandes desafíos y el compromiso de quienes formamos parte del ecosistema de seguir creando espacios de mentoring, networking y generación de conocimiento para que más emprendedores puedan impactar.

Saber qué mercado es el adecuado para mi producto o servicio, cuál es la idiosincrasia del país o cómo se cierran los acuerdos comerciales son solo tres de las cientos de dudas que tiene un emprendedor antes de salir, que se suman al normal miedo al riesgo y a lo nuevo, en especial si no existe información educativa al respecto. Algo que desde Endeavor en conjunto con ProChile y Vantaz quisimos resolver compartiendo playbooks informativos con aspectos importantes a considerar de siete mercados claves, que esperamos se replique y masifique junto a otras medidas.

De la mano de esto, para que más emprendedores lleguen a nuevos mercados, urge un mayor financiamiento local que apueste por el desarrollo de la innovación escalable, porque ya hemos visto cómo en muchos casos el capital extranjero cree en la innovación chilena desde mucho antes, y eso debiera quedar en el pasado. Apostar por el emprendimiento nacional hoy, es apostar por una reactivación sostenible, dejar atrás industrias tradicionales y avanzar hacia modelos de negocios en línea con las necesidades actuales: económicas, sociales y medioambientales. Apostar por el emprendimiento nacional hoy, no es sólo apostar por el emprendimiento en Chile, sino que el emprendimiento en Chile hacia el mundo.

 

Para acceder a nuestros servicios relacionados al área de Emprendimiento, solo debes visitar el enlace web:

https://emprenderte.org/