Si hay un hombre en el planeta capaz de fusionar a los humanos con la tecnología ese es Elon Musk. El hombre más rico del planeta, a través de su empresa Neuralink, quiere empezar a implantar microchips en los cerebros humanos en 2022. Lo hará para mejorar la Medicina.

Musk quiere mejorar la vida de personas con lesiones en la médula espinal

Musk quiere mejorar la vida de personas con lesiones en la médula espinal. Getty Images.

Musk pretende que las personas que tengan una lesión en la médula espinal se pongan este chip para ofrecerles una mejora notable en su vida: a través de la mente podrán controlar dispositivos tecnológicos que les permitirán realizar sin problemas acciones tan cotidianas como utilizar Internet, por ejemplo. Esto ya lo consiguió con éxito BrainGate.

Mejorar la vida y tratar de recuperar el movimiento perdido

Además, se estudiará si es posible que las personas con tetraplejía recuperen la movilidad. “Creo que tenemos la oportunidad con Neuralink de restaurar la funcionalidad de todo el cuerpo a alguien que tiene una lesión en la médula espinal», ha pronosticado un Musk que advierte que este proyecto solamente se trata de «una oportunidad». Con este importante matiz, Musk se cubre las espaldas por si no se puede «permitir que alguien que no puede caminar o usar sus brazos pueda hacerlo de nuevo».

Horizontal

Elon Musk no quiere dar falsas esperanzas a nadie. POOL / Reuters.

Este chip funciona implantando electrodos en la región del cerebro encargado de controlar el movimiento voluntario. Estos se conectan a una matriz más grande llamada Link, que puede procesar, estimular y transmitir señales neuronales a dispositivos para que puedan ser controlados con la mente y no con las manos, por ejemplo.

Todo un éxito en monos, aunque sin pruebas en humanos

Neuralink todavía no ha hecho ninguna prueba en humanos. Sí lo ha hecho en monos. Los primates, además, han pasado los exámenes con muy buena nota. En este sentido, la compañía publicó a principios de 2021 un vídeo del mono Pager jugando al videojuego Pong. Al principio usaba un joystick, pero luego comenzó a jugar utilizando solamente la mente.

«Neuralink está funcionando bien en monos. Estamos realizando muchas pruebas y confirmamos que es seguro y fiable, y que el dispositivo puede ser retirado de forma segura», dijo Musk durante el CEO Council Summit organizado por el The Wall Street Journal.

Pese a que la implantación de estos chips parece inminente, Neuralink va con un retraso de dos años. Además todavía no tiene el permiso de la Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA), el principal escollo al que se enfrenta la compañía: «Estamos esperando la aprobación de la FDA; y debo decir que nuestros estándares para implantar el dispositivo son mucho más elevados de lo que la FDA requiere».

La Comunidad Científica es reacia al Proyecto

Varios científicos se han echado las manos a la cabeza con el proyecto de Musk. Afirman que dar movilidad a alguien que no la tiene son promesas «difíciles de cumplir», tal y como ha afirmado el Instituto Tecnológico de Massachusetts en su blog Technology Review.

El hombre más rico del mundo también tiene respuestas para los escépticos. En su intervención en el CEO Council Summit aseguró que este tema «es algo súper importante» y no pretenden en ningún caso «elevar las esperanzas de modo irrazonable», aunque mantuvo que se intentará.

Para contar con nuestros servicios relacionados con el área de Tecnología, solo debes dirigirte al enlace web:

https://iamgbusiness.co/