Fidelity Digital Assets, la unidad de activos digitales de Fidelity Investments, publicó la segunda parte de su Tesis de Inversión en Bitcoin, dedicada a examinar el rol de este como inversión alternativa. Aquí reseñamos la primera parte dedicada al rol de bitcoin como reserva de valor.

El estudio es presentado por la directora de investigación de Fidelity Digital Assets, Ria Bhutoria. El mismo se enfoca en Bitcoin (BTC) como un activo no correlacionado que puede servir de inversión alternativa, para mejorar los retornos ajustados al riesgo de un portafolio de activos tradicionales.

En su sección inicial, el reporte se concentra en la caracterización de las inversiones alternativas. Estas excluyen las acciones de compañías públicas, los bonos de deuda provenientes de corporaciones y del gobierno o el efectivo, de acuerdo al reporte.

Este sector de inversiones registra un volumen porcentual creciente de las inversiones totales, dice el reporte, y cita las cifras que reflejan su crecimiento de acuerdo a la Asociación de Analistas de lnversión Alternativa (CAIA).

«En 2003, las inversiones alternativas comprendían 6% (USD 4,8 billones) de los mercados de inversión mundiales. CAIA estima que las inversiones alternativas crecieron a USD 13,4 billones para fines de 2018, o un 12% de los mercados de inversión mundiales».

Fidelity Digital Assets, Bitcoin como Inversión Alternativa.

Entre las causas de este crecimiento, el reporte cita las bajas tasas de interés, tasas de los fondos de pensiones, y la maduración de los mercados emergentes, entre otros factores. CAIA espera que para 2025, las inversiones alternativas sean entre 18% y 24% del total de inversiones.

Si tomamos la cifra total de inversiones alternativas suministrada por CAIA para 2018 de 13,4 billones de dólares, si Bitcoin lograra atraer un 5% de esas inversiones, añadiría a su capitalización de mercado unos 670 mil millones de dólares. Esto refleja la importancia de una mayor adopción de Bitcoin como parte de los portafolios tradicionales de inversión: la captura de 5% de las inversiones alternativas, cuadruplicaría la capitalización de mercado de Bitcoin.

El estudio examina el impacto de las inversiones alternativas, por ejemplo, en los fondos de pensiones y fondos de donaciones. Los primeros aumentaron la participación de inversiones alternativas, de 6% en 1999 a 23% en 2020. Se refiere a una investigación de 22 fondos de pensiones con un valor total de USD 47 billones. El sector de fondos de donaciones adjudica aún más importancia a las inversiones alternativas: 43% de los portafolios se asignan a capital de riesgo, señala el estudio.

Hay tres razones fundamentales para el crecimiento de las inversiones alternativas en los portafolios, señala el reporte: la diversificación de los mismos, la mejora de los retornos y la generación de ingresos.

La diversificación implica, de acuerdo a los autores del estudio, incluir activos no correlacionados o poco correlacionados con los activos tradicionales, que puedan reducir el riesgo global del portafolio. En cuanto a la mejora de los retornos, el estudio destaca que, en tiempos de incertidumbre en el mercado de valores, las inversiones alternativas son más resilientes a las bajas del mercado y al mismo tiempo pueden participar de las tendencias alcistas.

Como ejemplo de la generación de ingresos, los activos relacionados al sector inmobiliario y a la infraestructura pueden generar «ingresos superiores a dos y tres veces a los activos financieros, con menos volatilidad que las acciones públicas».

Razones para la inclusión de bitcoin en los portafolios de inversión

El razonamiento para incluir Bitcoin en los portafolios de inversión tradicionales, señala el estudio, es el mismo que justifica la inclusión de inversiones alternativas: diversificación de los portafolios y aumento de los retornos.

Pero hay otras razones que aumentan el interés en Bitcoin, según los autores, entre ellas la respuesta a la Reserva Federal y otros bancos centrales de rebajar las tasas de interés a valores cercanos a cero. «Mientras se mantengan esas políticas de tasas mínimas, el costo de oportunidad de no asignar Bitcoin a los portafolios, será alto», señala el reporte.

En otras palabras, si las políticas monetarias inciden en los rendimientos de los activos tradicionales, Bitcoin se hace más atractivo como inversión. Los autores citan al CEO de Social Capital, Chamath Palihapitiya, cuando se refiere al enfoque convencional de distribución del capital de los portafolios de 60% en acciones y 40% en bonos.

Si su meta era 10% [de retorno] por año, esta mezcla cumplió con su función en los años 80, en los 90 y en los años 2000. Pero ya no. Ahora, el retorno de los bonos es cero. ¿Con qué se reemplaza ese 40%?

Chamath Palihapitiya, CEO de Social Capital.

Bitcoin puede ser calificado como una inversión alternativa, de acuerdo a Fidelity Digital Assets. Fuente: CNL Securities.

Palihapitiya señala que la proporción típica de inversiones alternativas es de 0% a 5%, pero que esa proporción debe cambiar si la participación de los bonos baja, dado su bajo rendimiento. Bitcoin, como inversión alternativa, debería beneficiarse de la reestructuración de la distribución de los portafolios, aboga.

Bitcoin se apega a diferentes narrativas, de acuerdo al estudio. Se puede ver, por ejemplo, como reserva de valor o como medio de intercambio. Esto se combina, señalan, con el creciente interés tanto de los inversionistas minoristas, como de los institucionales. Como resultado «Bitcoin podría ser una adición potencialmente útil y no correlacionada a las herramientas de un portafolio», señalan los autores.

Fidelity Digital Assets destaca varios beneficios incrementales de Bitcoin, en comparación con otras inversiones alternativas tradicionales. Por ejemplo, ciertas alternativas de inversión pueden presentar limitaciones de liquidez, accesibilidad o altas comisiones.

En cuanto a la liquidez, Bitcoin trabaja 24×7 con un volumen sustancial, resalta el estudio (de USD 200 millones a USD 12,4 billones por día en julio de 2020).

En cuanto a la accesibilidad, los autores afirman que algunas de las inversiones alternativas son de acceso limitado. Las más lucrativas (inmobiliarias, acciones privadas, arte y coleccionables) pueden estar reservadas para los inversionistas institucionales más grandes.

Bitcoin es único porque democratiza el acceso. Mientras algunas inversiones restringen el acceso, Bitcoin no discrimina por el perfil del inversionista o por geografía. Ha sido accesible, público y abierto para cualquiera que tenga un teléfono o computador y una conexión a Internet, desde el día uno.

Fidelity Digital Assets, Bitcoin como Inversión Alternativa.

Las inversiones alternativas pueden tener comisiones que reducen el retorno, como la administración, o comisiones por rendimiento. En el caso de Bitcoin, las únicas comisiones son el costo del intercambio, de liquidación en la contabilidad de su red y, de quererse, el costo de custodia por parte de un tercero.

Como ventaja adicional, Bitcoin puede ser comerciado en mercados de futuros y opciones, que permite a los inversionistas replicar la «exposición física» a Bitcoin, aunque sin necesidad de manejar directamente los BTC.

Bitcoin y la diversificación de los portafolios de inversión

En cuanto a la correlación de Bitcoin respecto a los activos tradicionales, el estudio presenta datos de los últimos 5 años. Se tomaron los datos de retornos diarios de Bitcoin y de los retornos de siete activos tradicionales. Como activos tradicionales, se incluyeron acciones convencionales, acciones de compañías medianas (small caps), bonos de alto rendimiento, oro, activos inmobiliarios (REIT), acciones internacionales y acciones de mercados emergentes (EM).

En el cuadro siguiente se muestran los resultados, en los que se aprecia que las correlaciones de Bitcoin con los siete activos tradicionales son las menores. El promedio de las correlaciones de Bitcoin con los activos tradicionales es de 0,11, según los cálculos de Fidelity.

Bitcoin y el oro son los que muestran las correlaciones menores con el resto de los activos. Fuente: Fidelity Digital Assets.

Una correlación baja es la que permite asegurar que Bitcoin aporta efectivamente diversificación al portafolio, dicen los autores.

¿Cuál es el porcentaje óptimo de Bitcoin en un portafolio?

Fidelity realizó simulaciones de la inclusión de Bitcoin en un portafolio de acciones y bonos, con proporción 60-40, respectivamente. Para medir la efectividad de diferentes porcentajes, realizó conjuntos de mediciones con inversiones respectivas de Bitcoin de 1%, 2% y 3%. El comportamiento del portafolio sin Bitcoin, sirve de referencia a los otros tres.

Escenarios de la inclusión de Bitcoin en un portafolio de acciones y bonos. Fuente: Fidelity Digital Assets.

Vemos que el rendimiento del portafolio original es de 6,83%, mientras que su volatilidad anualizada es de 11,67% en el período. La métrica usada para evaluar el rendimiento del portafolio es el Sharpe ratio o cociente Sharpe. Este parámetro sirve para medir el rendimiento de una inversión o activo, comparado con un activo de poco riesgo. Se calcula dividiendo la diferencia de los retornos de ambos activos entre la desviación estándar de la inversión. En el caso del portafolio sin Bitcoin, el cociente Sharpe es 0,59.

Se aprecia que, al incrementar el porcentaje de Bitcoin, crece el retorno del portafolio. Un máximo retorno de 10,24% se obtiene con 3% de inversión en Bitcoin, mientras que los porcentajes originales de acciones y bonos (60%-40%) pasan a 58,5%- 38,5%, respectivamente.

La volatilidad también aumenta de manera progresiva. En el caso de asignar 3% de Bitcoin al portafolio original, la volatilidad pasa de 11,67% a 13,16%. Fidelity destaca, sin embargo, que el aumento de la volatilidad en cada uno de los tres casos de inclusión de Bitcoin, es menor que el aumento de los retornos. «Como resultado, los retornos ajustados al riesgo mejoran con un incremento de la exposición a Bitcoin», dice el reporte.

En sus conclusiones, los autores señalan que la falta de correlación de bitcoin en su etapa temprana con los activos tradicionales pudiese ser explicada parcialmente porque se trataba de un mercado impulsado por inversionistas minoristas y por su separación de los mercados tradicionales. «El incremento de la base de inversionistas institucionales en bitcoin puede llevar a una correlación creciente con otros activos, dependiendo de su narrativa de bitcoin».

Sin embargo, hay razones por las que bitcoin podría continuar como factor de diversificación y de mejora de retornos de los portafolios. Específicamente, los factores que explican los retornos de bitcoin son distintos de los que explican los retornos en otras categorías de activos. Los parámetros fundamentales de Bitcoin están relativamente blindados del impacto económico de la pandemia de Covid-19, ya que su funcionalidad no es basada en rentabilidad o producción, y bitcoin es nativo digital.

Fidelity Digital Assets, Bitcoin como Inversión Alternativa.

Bitcoin es aún pequeño en términos del tamaño de su mercado para ser considerado como una categoría independiente de activo, señala el estudio. Sin embargo, sostiene que el hecho de clasificarlo como inversión alternativa, no impide que pueda convertirse en una categoría independiente a medida que madura y los inversionistas estudian sus características.

También los autores resaltan el rol de la transferencia de riqueza a los millenials en los próximos 10 años, como un factor que favorece el desarrollo del mercado de Bitcoin.

Escenarios de la inclusión de Bitcoin

En la primera parte de su Tesis de Inversión en Bitcoin, Fidelity sostiene que Bitcoin es «una reserva de valor aspiracional» y que puede actuar como «una póliza de seguros» en un entorno de creciente incertidumbre financiera, Allí se evalúan las características que posicionan a Bitcoin para cumplir ese rol en el futuro, y también pondera si efectivamente se está usando hoy como reserva de valor.

Además de cubrir la aceleración de la inversión institucional en Bitcoin, Se han comentado dos estudios sobre la inclusión de Bitcoin en portafolios de inversión tradicionales. Por una parte, se analizaron las estrategias de inclusión de Bitcoin propuestas por CoinShares, en las que se estudian los efectos de varios escenarios de inclusión de Bitcoin en portafolios tradicionales.

También se reseñó la investigación de Bitwise sobre la simulación de diferentes escenarios de asignación para inversión de porcentajes superiores al 1% de Bitcoin. En esta investigación se ensayaron diferentes modalidades de rebalanceo de los portafolios, incluyendo una estrategia de rebalanceo trimestral, que ajusta los porcentajes de los diferentes activos con el objetivo de disminuir el impacto de la volatilidad.