Francia ofrece a los propietarios de automóviles viejos la oportunidad de entregar sus vehículos a cambio de una subvención de 2.500 euros (2,145,252 pesos) para comprar una bicicleta eléctrica.

Los legisladores de la Asamblea Nacional aprobaron la medida en una votación preliminar. Fue una enmienda a un proyecto de ley sobre el cambio climático que pasa por el parlamento. Tiene como objetivo reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 40% en 2030 desde los niveles de 1990.

Una iniciativa a favor del medio ambiente en Francia

Si se adopta, Francia se convertirá en el primer país del mundo en ofrecer a las personas la oportunidad de cambiar un vehículo viejo por una bicicleta eléctrica o plegable, dijo la Federación Francesa de Usuarios de Bicicletas (FUB).

«Por primera vez se reconoce que la solución no es hacer que los automóviles sean más ecológicos, sino simplemente reducir su número», dijo Olivier Schneider de la FUB.

Los vehículos a gasolina o a Diesel no son conocidos principalmente por su baja contaminación. El incentivo para comprar una bicicleta eléctrica es una decisión ecológica. Además de funcional especialmente para las personas que viven en el centro de las ciudades con sus calles estrechas.

Francia es uno de varios países europeos que está avanzando con estrategias agresivas para reducir la prevalencia de vehículos contaminantes en sus carreteras. Ya en 2017, el país anunció una futura prohibición de la venta de todos los automóviles a gasolina y diésel.

El año pasado, esto fue seguido por una propuesta impactante de cobrar hasta 50,000 euros por un impuesto por consumo de gasolina para ciertos autos deportivos.

Teniendo en cuenta que incluso Harley-Davidson ha construido una bicicleta eléctrica , tal vez sea una solución perfecta para cuando su vehículo eléctrico está en el garaje y se está cargando.

 

Para acceder a nuestros servicios del área de Tecnología, solo debes dirigirte al enlace: https://iamgbusiness.com