‘Metaverso’ es la palabra de moda en el mundo de la tecnología desde hace varias semanas. Sobre todo, a partir del anuncio de Mark Zuckerberg acerca del cambio de enfoque y de nombre de su compañía, la muy conocida Facebook Inc., que ahora se llama Meta y cuyo objetivo es consolidarse como una “compañía de Metaverso”.

Y todavía hay muchas dudas, de distintos niveles, alrededor de este concepto. Pero primero lo primero: ¿qué es un metaverso? “El Metaverso es una red de entornos virtuales siempre activos en los que muchas personas pueden interactuar entre sí y con objetos digitales mientras operan representaciones virtuales, o avatares, de sí mismos”.

Así lo definen Rabindra Ratan y Yiming Lei, del Departamento de Medios e Información de la Universidad de Míchigan. En resumen, se trata de un universo en el que las personas conviven e interactúan de una manera digital. El origen del concepto, según aseguran Lei y Ratan en un artículo publicado en The Conversation, se remonta a 1984. Ese año se estrenó la novela Neuromancer, de William Gibson, en la que aparecía por primera vez el concepto de ‘ciberespacio’, que luego mutó a ‘Metaverso’ en la novela Snow Crash, de Neal Stephenson, en 1992.

En dicha obra literaria se utilizaba la palabra ‘metaverso’ para describir “el mundo virtual en el que el protagonista, Hiro Protagonist, socializa, compra y derrota a sus enemigos del mundo real a través de su avatar”.

‘El futuro del internet’

Casi tres décadas después del Metaverso del que hablaba Stephenson, tenemos el metaverso que menciona Mark Zuckerberg, fundador y director general de uno de los jugadores más importantes y decisivos de la industria de las redes sociales, la publicidad y la tecnología.

Zuckerberg, si bien el metaverso se ve un poco lejano, se refirió a este como el “sucesor del internet” y el futuro de las redes sociales, pues se lo imagina como el nuevo espacio digital en el que las personas interactúen tan frecuentemente como lo hacen a través de redes sociales como Instagram, Facebook y WhatsApp.

No se hablará a través de mensajes escritos o notas de voz necesariamente, sino que también tendrían la posibilidad de estar en un mismo lugar, hablar, bailar, moverse, jugar, todo lo que sea necesario para sentir que están en el mismo sitio, pero sin estarlo físicamente. Y es que esa es una de las apuestas que más llaman la atención sobre el metaverso que propone Meta: la presencialidad física en el mundo virtual.

Se habló con Juan Pablo Consuegra, director de Meta para la Región Andina, quien dijo que “la presencia es el objetivo fundamental del Metaverso”.

Además, resaltó que “algo muy particular del metaverso es que se podrán hacer cosas que no podemos hacer en el mundo físico y conectarte con personas que están lejos. Esto va a llevar las relaciones sociales a otro nivel fundamental”.

Ahora, para todo lo que se imagina Meta hay un largo camino por recorrer. Y es un camino de cientos de miles de desarrollos tecnológicos necesarios para poder crear y sostener la experiencia de un Metaverso.

También es cierto que es un camino que ya empezaron a caminar: Zuckerberg ya se mostró con gafas de realidad aumentada y unos nuevos guantes hápticos que están desarrollando para que las personas puedan literalmente sentir en sus manos objetos cien por ciento digitales.

El enfoque que le da Meta al metaverso tiene que ver con su negocio principal: las redes sociales y las plataformas que utilizamos para comunicarnos. Pero esta no es la única empresa que piensa en Metaversos, y tampoco es el único enfoque que les dan a estos universos digitales del futuro.

Microsoft ya anunció que tiene un plan para llevar la realidad virtual a su plataforma de colaboración en línea Teams. A partir de la pandemia y el boom del trabajo remoto, la empresa fundada por Bill Gates se consolidó como un gran proveedor de herramientas de colaboración para que las empresas pudieran continuar y transformar sus operaciones normales (como reuniones) a través de Teams.

Y acá surge la pregunta: ¿cómo sería el metaverso de Microsoft? Imagínese que en vez de conectarse a través de una videollamada a una reunión de trabajo pueda ir a través de su propio avatar a la reunión ‘presencial’, sentarse con sus compañeros (otros avatares) y tomarse un café virtual, en una mesa virtual y viendo una presentación virtual, todo gracias a unas gafas de realidad aumentada que son la entrada al metaverso, que busca una experiencia mucho más inmersiva de sus usuarios.

«Algo muy particular del metaverso es que se podrán hacer cosas que no podemos hacer en el mundo físico y conectarte con personas que están lejos».

Los límites de este universo virtual, si bien primero hay que esperar que el metaverso sea una realidad para poder confirmarlo, dependerán de los desarrolladores que jueguen con esta tecnología para crear experiencias.

Y en ese contexto será muy interesante ver lo que ofrecen las empresas de videojuegos que llevan cierta ventaja en cuanto a lo que es trabajar con desarrollos como las gafas de realidad aumentada y los espacios de realidad virtual.

Roblox, una plataforma de videojuegos en línea, que, además, cuenta con una dinámica muy interesante en la que los mismos usuarios pueden crear mundos virtuales y videojuegos, ya anunció que está creando su propio Metaverso.

Su apuesta es una de las más interesantes, puesto que ya han sido pioneros en varios aspectos que hacen de sus videojuegos unas experiencias mucho más inmersivas.

En varios videojuegos en Roblox, solamente se puede escuchar a los otros jugadores cuando se está físicamente (de manera virtual) con ellos. Esta interacción tiene que ver con la proximidad digital de los avatares y, por muy sencillo que suene, es un detalle que hace que el videojuego sea un mundo virtual un poco más cercano al mundo real.

Dan Sturman, jefe de Tecnología de Roblox, confirmó que están creandodiversas herramientas que puedan llevar varias cosas el mundo real a su Metaverso. Unas de ellas están enfocadas en facilitar “una atmósfera segura”, y otras, en mantener la interacción en tiempo real entre jugadores y avatares, que es tal vez lo más determinante para el metaverso que quiere hacer Roblox.

“Esa sensación de realismo que permite una sensación real de inmersión y construcción de mundo. Son esos elementos que permitirán un Metaverso inmersivo”.

¿Cuándo tendremos Metaversos?

Como dijo uno de los directivos de Meta, la mayoría de tecnologías que harán posible el Metaverso aún no existen. Sin embargo, se atrevió a asegurar que “en un espacio de entre 5 o 10 años, el metaverso se puede ir consolidando como debe hacerlo”.

Para que todo esto sea posible, dijo el directivo, se requieren la colaboración y cooperación de toda la industria, que aún es una incógnita, pues los jugadores más importantes del sector mantienen una carrera tecnológica que no se puede ignorar y que muy seguramente estará presente en el nuevo camino al Metaverso.

 

Para contar con nuestros servicios especializados en el área de Tecnología, solo debes dirigirte al enlace web:

https://iamgbusiness.co/