Las soluciones digitales en salud hacen posible mejorar la pertinencia de los cuidados, los tiempos de respuesta y optimizan los recursos.

La irrupción de la tecnología está creando una verdadera revolución en el sistema asistencial, desde la práctica médica hasta la optimización de los procesos administrativos, todo el sector se ve beneficiado con esta nueva revolución digital. La pandemia y el aislamiento derivado de las cuarentenas marcaron un hito más en la relación entre la tecnología la prestación de los servicios de salud en Colombia.

Inicialmente, el desafío se centró en acompañar a los prestadores en la extensión de sus servicios a nivel de infraestructura física y agregar conectividad a las plataformas tecnológicas. En una segunda etapa, casi simultánea, el foco fue ubicar elementos para la medición de temperatura y el distanciamiento social.

Se pasó de soluciones simples como un termómetro, a elementos más complejos con Internet de las Cosas que incorporan inteligencia artificial, para con gran exactitud medir la temperatura o establecer el uso de tapabocas utilizando cámaras térmicas y avanzados algoritmos capaces de alertar con gran exactitud si una persona en tránsito tiene fiebre o requiere de una alerta por incumplir medidas de bioseguridad.

Finalmente, el foco fue la necesidad de acelerar y mejorar las opciones de teleconsulta segura para impulsar las cifras que entregó el Ministerio de Salud, que evidencian que en el último año se han prestado más 100 millones de consultas virtuales en el país.

Carvajal Tecnología y Servicios se encuentra comprometido con esos retos y por eso ha creado el ecosistema Salud 360°, diseñado para optimizar de forma unificada, los procesos al interior de las instituciones de salud y los diferentes sistemas de información que mejoran la eficiencia de estos, haciendo que la experiencia de pacientes y familiares sea aún mejor y logrando mejores resultados financieros en las IPS.

La transformación tecnológica en los servicios busca también apoyar a los médicos, que han podido acceder a una mayor cantidad de información, con lo que pueden tener idea cada vez más exacta de la situación de sus pacientes, reduciendo los períodos de hospitalización, facilitando la atención y el monitoreo extra hospitalario y mejorando la atención y la eficiencia, lo cual redunda en una reducción de los costos en todo el sistema de salud.

Y no es algo que beneficie solamente a los profesionales de la salud, los administradores están ahora en la capacidad de optimizar procesos de atención, compras, facturación, entre otros, gracias a las herramientas de manejo de Big Data, ya que con ellas se puede recolectar, almacenar y monitorear una gran cantidad de datos que ayudan a crear economías a escala y realizar análisis de todos los procedimientos. Adicionalmente, la facturación electrónica, la interoperabilidad y el procesamiento de transacciones de forma digital generan importantes impactos económicos que se pueden traducir en ahorros millonarios.

Empresas como Carvajal Tecnología y Servicios (CTYS) trabajan en la reinvención digital del sector, convencidas de que una integración tecnológica eficaz al interior de las instituciones redunda en una mayor humanización del sistema.

Ahora, el reto también implica enfocarse en la seguridad de esta atención desde el punto de vista informático. ¿Qué significa esto? Significa que los ecosistemas digitales pueden ser ahora vulnerables a ataques informáticos por lo que la ciberseguridad cobra un importantísimo rol en la prestación del servicio.

El reto que abordamos ahora es lograr proteger de manera preventiva y proactiva la transmisión y custodia de la información privada y confidencial del paciente al médico donde se garantice la debida confidencialidad y el escudo de protección para que la ciberdelincuencia no acceda ni a la cita, a los datos o la historia clínica.

En conclusión, la aplicación de soluciones digitales en salud hace posible mejorar la pertinencia de los cuidados, mejorar los tiempos de respuesta, optimizar los recursos, medir los resultados, mejorar la experiencia de los pacientes y su relación con los médicos y las instituciones y, finalmente, hacer más accesibles los servicios de salud para toda la población y optimizar los procesos administrativos de las entidades. La palanca tecnológica que los aliados del sector salud podemos generar para la transformación digital está en su mejor momento, nos acompaña la coyuntura vista como una oportunidad para generar mayor acceso a los servicios y mejores experiencias.

 

Para acceder a nuestros servicios relacionados con el área de las Nuevas Tecnologías, solo debes ingresar al enlace:

https://iamgbusiness.com