Elon Musk, fundador y consejero delegado de Tesla, reconoció que hace tres años la empresa estaba en lo que calificó de «peligro mortal». Sin embargo, dijo que ahora tienen flujo de caja positivo y sostenible

El fundador y consejero delegado de Tesla, Elon Musk, aseguró este lunes que prevé que para el 2030 el fabricante de automóviles eléctricos de lujo produzca 20 millones de vehículos al año y que la producción total de vehículos eléctricos para entonces podría situarse en 30 millones de unidades.

Musk también aseguró en Twitter que tanto la nueva Gigafactoría construida en la ciudad china de Shangai como la planta que Tesla construirá en Berlín diseñarán sus propios vehículos.

El excéntrico empresario explicó que Tesla podría llegar a producir 20 millones de vehículos antes de 2030 pero que para ello necesitaría una ejecución excelente y consistente, y que es posible que la producción global de vehículos eléctricos supere los 30 millones de unidades al año en 5 años, aunque lo considera improbable.

Tesla

Por otra parte, Musk aseguró en entrevista con The New York Times que el valor de Tesla, que ha aumentado más de 400% en lo que va de año, puede que sea demasiado elevado aunque en el futuro será superior.

“Ya he dicho con anterioridad que los precios de las acciones han sido elevados y eso fue antes de los niveles actuales. Pero si me pregunta ¿cree que Tesla valdrá más que esto en cinco años?, creo que la respuesta es sí”, explicó Musk.

El empresario también reconoció que hace tres años la empresa estaba en lo que calificó de “peligro mortal”. Sin embargo, dijo que ahora tienen un flujo de caja positivo y sostenible.

Tesla cerró el primer semestre del año con beneficios netos de 120 millones de dólares tras ingresos de 12.021 millones de dólares. En los últimos 4 trimestres ha conseguido beneficios.

Pero en 2019, Tesla perdió 862 millones de dólares tras sumar 24.600 millones de dólares en ingresos.

La semana pasada, Musk anticipó que Tesla entregará en 2020 entre 30% y 40% más vehículos que en 2019, lo que supone un total de alrededor de 500.000 unidades.

Musk también reveló que la compañía trabaja en una nueva tecnología de baterías que serán seis veces más potentes que las actuales y aumentará la autonomía de los vehículos 16%.

La compañía espera empezar a producir la batería a finales de 2021 en las instalaciones que tiene en Fremont, California, Estados Unidos, lo que permitirá a Tesla reducir el costo y producir vehículos de 25.000 dólares.

Musk afirmó también en Twitter que ese vehículo será más pequeño que el actual Model 3.